Visit Vilanova

El Puerto de Vilanova i la Geltrú: el pescado más fresco del litoral Catalán

Uno de los activos gastronómicos más preciados de Vilanova i la Geltrú es el pescado. Conocido en todo Cataluña, su origen está en la dársena pesquera de Vilanova, desde donde diariamente salen 56 barcas a pescar. Seitons, merluza, lenguado, sepia, pulpo, atún y, como no, gambas. Se han llegado a pescar hasta 140 especies diferentes.

El puerto de Vilanova destaca por la variedad y no por la cantidad. También por el cuidado con el que se trata el producto, las cajas de madera para conservar bien el pescado, el hielo fabricado directamente en el puerto que no deja residuos y la venta directa del producto. Del mar a la mesa con el mínimo de intermediarios.

El pescado de Vilanova i la Geltrú es reconocido en todas partes, a pesar de que, según el Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores, Jaume Carnicer, los pescadores empiezan a ser una especie en peligro de extinción. Actualmente son alrededor de 200, un número mucho menor que hace tres o cuatro décadas, en parte por la dureza de la profesión y, en parte, por los adelantos tecnológicos que permiten acortar las tripulaciones.

Ser pescador es un estilo de vida. El pescador nace, no se hace. Son generaciones enteras las que se han dedicado a la pesca y que todavía mantienen la tradición. Difícilmente entrará en el oficio alguien que venga de fuera o que sea ajeno al puerto. De la charla con el Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores, destacamos la pasión con la que habla de su oficio, el amor con el que describe los enseres marineros y los diferentes métodos de pesca. Nos explica que en Vilanova i la Geltrú se practican todas las artes pesqueras, tanto de superficie como de profundidad, y que esto permite llegar a pescar tanta variedad de especies marinas.

Ver descargar las barcas en el puerto es un viaje al pasado. A pesar de toda la tecnología que incorpora cada barco, la pesca no deja de ser un oficio artesanal. El pescado se descarga a mano, caja a caja, y va directo a la subasta. Es tan fresco que sólo se percibe un ligero aroma a mar. Desde que llega la barca hasta su distribución no pasan más de 2 o 3 horas. Bogavantes vivos, gambas que ni siquiera se han acabado de enrojecer, besugos con los ojos brillantes, todos directos a la subasta y hacia el restaurante o la pescadería.

Sabías qué....?

En Vilanova i la Geltrú hubo durante 60 años un pez que comía con cuchara y bebía en porrón, la carpa Juanita. Era la principal atracción del Museo de Curiosidades Marineras de Francesc Roig Toqués, un coleccionista de enseres marineros que puso Vilanova en el mapa de los más curiosos. Ahora podéis ver un espacio dedicado a la Juanita y la Colección Roig Toqués dentro del Museo Espai Far.

La subasta del pescado de Vilanova i la Geltrú es un Wall Street de pequeño formato

El mejor pescado, el mejor precio

La subasta del pescado de Vilanova i la Geltrú es un Wall Street de pequeño formato, un anfiteatro para las riquezas del mar que van pasando por la cinta ante los ojos de los futuros compradores. Los asistentes son los habituales: algún mayorista, las paradas del Mercado de Vilanova y muchos restaurantes. Todos se conocen entre ellos y van a buscar lo mejor de lo mejor. En Vilanova no hay lugar para el pescado de segunda categoría, ya sea lenguado o seitó, será recién pescado. En los últimos años, el Puerto de Vilanova i la Geltrú se ha vuelto más accesible gracias a la subasta en línea, que se produce simultáneamente a la presencial y que facilita el trabajo a muchos restauradores, incluso vilanovins, que evitan desplazarse y reciben el pescado a domicilio.

Hay quién dice que el pescado de Vilanova i la Geltrú es caro, una afirmación que no comparten los pescadores locales. Desde la Cofradía de Pescadores nos explican que los costes de mantener una flota pesquera son altísimos.

Solo el combustible supone el 40% de los gastos mensuales de un barco y las cuotas pesqueras no facilitan que el pescador pueda ganarse mejor la vida.

La burocracia, dice Jaume Carnicer, está suponiendo una traba muy importante para el sector pesquero que ve limitada su actividad por normativas estatales y a menudo europeas que no tienen en cuenta las particularidades locales.

Un oficio respetuoso con el medio ambiente

¿Es medioambientalmente sostenible la pesca que se practica en Vilanova i la Geltrú?

img-cuidadoecologico-port-visitvilanova

La Cofradía de Pescadores afirma rotundamente que sí y que los pescadores vilanovins ya hace muchos años que son conscientes. El propio Puerto cuenta con contenedores para reciclar las toneladas de desechos que los barcos encuentran bajo las aguas mediterráneas y ya hace años que tiene un surtidor de combustible que se gestiona localmente. También se respetan las vedas para recuperar algunas especies, como la que ha afectado durante unos años a la pesca del atún rojo. Ahora, no obstante, la especie está totalmente recuperada hasta el punto que es un peligro para el resto de especies, puesto que los atunes son grandes depredadores.

El Patrón de la Cofradía de Pescadores explica que…

 Hay otros aspectos menos estudiados que están afectando la actividad pesquera. Es el caso de la acidez del agua y de su temperatura, que no para de aumentar año tras año. Todos estos factores hacen que la pesca sea una profesión difícil pero no menos apasionante.

La tecnología también permite que se pueda pescar a mayor distancia y profundidad como es el caso de la gamba roja, que se pesca cerca de los 1.000 metros de profundidad. De aquí su precio, es un producto muy difícil de conseguir y gastronómicamente extraordinario. Es, sin duda, uno de los productos más atractivos de la pesca local.

Sabías qué....?

En el Puerto de Vilanova i la Geltrú todavía se conservan unas decenas de casetas tradicionales de pescadores. No eran viviendas sino almacenes y cada una de las casetas correspondía a una embarcación. Actualmente todavía se usan a pesar de que se han quedado pequeñas por las dimensiones de los enseres de pesca actuales. La mayoría están pintadas de blanco con la puerta azul.

“Si no hacemos cambios, no habrán mejoras”

Vilanova i la Geltrú no se puede explicar sin su puerto. El muelle y su cultura forman parte del ADN de la ciudad, una ciudad que fue marinera mucho antes que industrial. Año tras año, no obstante, la actividad pesquera va perdiendo fuerza.

Otros puertos catalanes han conseguido en los últimos años una mayor estabilidad económica comercializando sus propios productos elaborados. Es el caso de la Cofradía de Roses que comercializa un conocido fumet de pescado.

¿Es este el futuro del puerto de Vilanova i la Geltrú?

Jaume Carnicer no lo descarta, pero cree que todavía falta impulso. De momento, la principal preocupación de los pescadores vilanovins es la gran reconversión pesquera que tiene que llegar por parte de Europa haciendo que la pesca vuelva a ser una actividad competitiva y sostenible. También preocupa el relevo generacional; la mayoría de los pescadores son de mediana edad y cuesta animar a las nuevas generaciones a pesar de que todavía hemos podido ver dos o tres jóvenes haciendo honor a la profesión familiar.

“Si no hacemos cambios, no habrá mejoras”, afirma el Patrón Mayor de la Cofradía de Vilanova i la Geltrú. Hay que mirar al futuro con optimismo pero también tomando conciencia de la realidad del sector, adoptando las medidas que sean viables para mantener esta profesión centenaria y protegiendo el arte de la pesca como un sector esencial.

Sabías qué...?

Los pescadores cuentan con un léxico propio derivado de su oficio y sus tradiciones. Palabras comoendimari” o “volerany” son propias de Vilanova i la Geltrú. Y, por cierto, que nunca escucharéis a un marinero decir que “voy al puerto” sino que dirá “bajo al muelle”.

Acabamos la visita al muelle pesquero de Vilanova i la Geltrú dando un último vistazo a las barcas, las redes de pesca extendidas en la entrada del puerto y las antiguas casetas de los pescadores que todavía sirven de almacén para muchos trabajadores. Hemos hecho un viaje al pasado con una mirada al futuro, hemos paseado por barcas de madera con la tecnología más puntera y hemos hablado con los pescadores mientras descargaban atunes, rapes, cangrejos y sepias. Hemos sido testigos de cómo se subasta el pescado que acaba de llegar al puerto y nos han enseñado el hielo que fabrican para conservarlo. Y, por encima de todo, hemos respirado mar.

Larga vida al pescado de Vilanova i la Geltrú!

Compartir en las Redes sociales
Marta Pérez
Periodista, comunicación corporativa i blogger

Tots els museus de Vilanova i la Geltrú en un sol bitllet.

El #ticketmuseusvng, el tiquet dels museus de Vilanova i la Geltrú permet l’entrada a tots els equipaments de la ciutat al preu reduït de 10 euros.

2 comentarios en “El Puerto de Vilanova i la Geltrú: el pescado más fresco del litoral Catalán”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RESERVA AHORA RESERVA AHORA Ir arriba
× ℹ️nfo