Visit Vilanova

Blog

El Puerto de Vilanova i la Geltrú: el pescado más fresco del litoral Catalán

Uno de los activos gastronómicos más preciados de Vilanova i la Geltrú es el pescado. Conocido en todo Cataluña, su origen está en la dársena pesquera de Vilanova, desde donde diariamente salen 56 barcas a pescar. Seitons, merluza, lenguado, sepia, pulpo, atún y, como no, gambas. Se han llegado a pescar hasta 140 especies diferentes.

El puerto de Vilanova destaca por la variedad y no por la cantidad. También por el cuidado con el que se trata el producto, las cajas de madera para conservar bien el pescado, el hielo fabricado directamente en el puerto que no deja residuos y la venta directa del producto. Del mar a la mesa con el mínimo de intermediarios.

El pescado de Vilanova i la Geltrú es reconocido en todas partes, a pesar de que, según el Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores, Jaume Carnicer, los pescadores empiezan a ser una especie en peligro de extinción. Actualmente son alrededor de 200, un número mucho menor que hace tres o cuatro décadas, en parte por la dureza de la profesión y, en parte, por los adelantos tecnológicos que permiten acortar las tripulaciones.

Tradición centenaria, tecnología punta

Ser pescador es un estilo de vida. El pescador nace, no se hace. Son generaciones enteras las que se han dedicado a la pesca y que todavía mantienen la tradición. Difícilmente entrará en el oficio alguien que venga de fuera o que sea ajeno al puerto. De la charla con el Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores, destacamos la pasión con la que habla de su oficio, el amor con el que describe los enseres marineros y los diferentes métodos de pesca. Nos explica que en Vilanova i la Geltrú se practican todas las artes pesqueras, tanto de superficie como de profundidad, y que esto permite llegar a pescar tanta variedad de especies marinas.

Ver descargar las barcas en el puerto es un viaje al pasado. A pesar de toda la tecnología que incorpora cada barco, la pesca no deja de ser un oficio artesanal. El pescado se descarga a mano, caja a caja, y va directo a la subasta. Es tan fresco que sólo se percibe un ligero aroma a mar. Desde que llega la barca hasta su distribución no pasan más de 2 o 3 horas. Bogavantes vivos, gambas que ni siquiera se han acabado de enrojecer, besugos con los ojos brillantes, todos directos a la subasta y hacia el restaurante o la pescadería.

Sabías qué....?

En Vilanova i la Geltrú hubo durante 60 años un pez que comía con cuchara y bebía en porrón, la carpa Juanita. Era la principal atracción del Museo de Curiosidades Marineras de Francesc Roig Toqués, un coleccionista de enseres marineros que puso Vilanova en el mapa de los más curiosos. Ahora podéis ver un espacio dedicado a la Juanita y la Colección Roig Toqués dentro del Museo Espai Far.

La subasta del pescado de Vilanova i la Geltrú es un Wall Street de pequeño formato

El mejor pescado, el mejor precio

La subasta del pescado de Vilanova i la Geltrú es un Wall Street de pequeño formato, un anfiteatro para las riquezas del mar que van pasando por la cinta ante los ojos de los futuros compradores. Los asistentes son los habituales: algún mayorista, las paradas del Mercado de Vilanova y muchos restaurantes. Todos se conocen entre ellos y van a buscar lo mejor de lo mejor. En Vilanova no hay lugar para el pescado de segunda categoría, ya sea lenguado o seitó, será recién pescado. En los últimos años, el Puerto de Vilanova i la Geltrú se ha vuelto más accesible gracias a la subasta en línea, que se produce simultáneamente a la presencial y que facilita el trabajo a muchos restauradores, incluso vilanovins, que evitan desplazarse y reciben el pescado a domicilio.

Hay quién dice que el pescado de Vilanova i la Geltrú es caro, una afirmación que no comparten los pescadores locales. Desde la Cofradía de Pescadores nos explican que los costes de mantener una flota pesquera son altísimos.

Solo el combustible supone el 40% de los gastos mensuales de un barco y las cuotas pesqueras no facilitan que el pescador pueda ganarse mejor la vida.

La burocracia, dice Jaume Carnicer, está suponiendo una traba muy importante para el sector pesquero que ve limitada su actividad por normativas estatales y a menudo europeas que no tienen en cuenta las particularidades locales.

Un oficio respetuoso con el medio ambiente

¿Es medioambientalmente sostenible la pesca que se practica en Vilanova i la Geltrú?

img-cuidadoecologico-port-visitvilanova

La Cofradía de Pescadores afirma rotundamente que sí y que los pescadores vilanovins ya hace muchos años que son conscientes. El propio Puerto cuenta con contenedores para reciclar las toneladas de desechos que los barcos encuentran bajo las aguas mediterráneas y ya hace años que tiene un surtidor de combustible que se gestiona localmente. También se respetan las vedas para recuperar algunas especies, como la que ha afectado durante unos años a la pesca del atún rojo. Ahora, no obstante, la especie está totalmente recuperada hasta el punto que es un peligro para el resto de especies, puesto que los atunes son grandes depredadores.

El Patrón de la Cofradía de Pescadores explica que…

 Hay otros aspectos menos estudiados que están afectando la actividad pesquera. Es el caso de la acidez del agua y de su temperatura, que no para de aumentar año tras año. Todos estos factores hacen que la pesca sea una profesión difícil pero no menos apasionante.

La tecnología también permite que se pueda pescar a mayor distancia y profundidad como es el caso de la gamba roja, que se pesca cerca de los 1.000 metros de profundidad. De aquí su precio, es un producto muy difícil de conseguir y gastronómicamente extraordinario. Es, sin duda, uno de los productos más atractivos de la pesca local.

Sabías qué....?

En el Puerto de Vilanova i la Geltrú todavía se conservan unas decenas de casetas tradicionales de pescadores. No eran viviendas sino almacenes y cada una de las casetas correspondía a una embarcación. Actualmente todavía se usan a pesar de que se han quedado pequeñas por las dimensiones de los enseres de pesca actuales. La mayoría están pintadas de blanco con la puerta azul.

“Si no hacemos cambios, no habrán mejoras”

Vilanova i la Geltrú no se puede explicar sin su puerto. El muelle y su cultura forman parte del ADN de la ciudad, una ciudad que fue marinera mucho antes que industrial. Año tras año, no obstante, la actividad pesquera va perdiendo fuerza.

Otros puertos catalanes han conseguido en los últimos años una mayor estabilidad económica comercializando sus propios productos elaborados. Es el caso de la Cofradía de Roses que comercializa un conocido fumet de pescado.

¿Es este el futuro del puerto de Vilanova i la Geltrú?

Jaume Carnicer no lo descarta, pero cree que todavía falta impulso. De momento, la principal preocupación de los pescadores vilanovins es la gran reconversión pesquera que tiene que llegar por parte de Europa haciendo que la pesca vuelva a ser una actividad competitiva y sostenible. También preocupa el relevo generacional; la mayoría de los pescadores son de mediana edad y cuesta animar a las nuevas generaciones a pesar de que todavía hemos podido ver dos o tres jóvenes haciendo honor a la profesión familiar.

“Si no hacemos cambios, no habrá mejoras”, afirma el Patrón Mayor de la Cofradía de Vilanova i la Geltrú. Hay que mirar al futuro con optimismo pero también tomando conciencia de la realidad del sector, adoptando las medidas que sean viables para mantener esta profesión centenaria y protegiendo el arte de la pesca como un sector esencial.

Sabías qué...?

Los pescadores cuentan con un léxico propio derivado de su oficio y sus tradiciones. Palabras comoendimari” o “volerany” son propias de Vilanova i la Geltrú. Y, por cierto, que nunca escucharéis a un marinero decir que “voy al puerto” sino que dirá “bajo al muelle”.

Acabamos la visita al muelle pesquero de Vilanova i la Geltrú dando un último vistazo a las barcas, las redes de pesca extendidas en la entrada del puerto y las antiguas casetas de los pescadores que todavía sirven de almacén para muchos trabajadores. Hemos hecho un viaje al pasado con una mirada al futuro, hemos paseado por barcas de madera con la tecnología más puntera y hemos hablado con los pescadores mientras descargaban atunes, rapes, cangrejos y sepias. Hemos sido testigos de cómo se subasta el pescado que acaba de llegar al puerto y nos han enseñado el hielo que fabrican para conservarlo. Y, por encima de todo, hemos respirado mar.

Larga vida al pescado de Vilanova i la Geltrú!

Compartir en las Redes sociales
Marta Pérez
Periodista, comunicación corporativa i blogger

Tots els museus de Vilanova i la Geltrú en un sol bitllet.

El #ticketmuseusvng, el tiquet dels museus de Vilanova i la Geltrú permet l’entrada a tots els equipaments de la ciutat al preu reduït de 10 euros.

Influencia indiana en Vilanova i la Geltrú

Con aires coloniales os proponemos hacer un recorrido por los lugares más destacados de la ruta de los indianos en Vilanova i la Geltrú. Pasaremos por la plaza de la Vila, centro neurálgico de la ciudad y recorreremos algunas de las casas que forman parte. Hablaremos de historia, de comercio, de arquitectura y también de ostentación y extravagancia. ¿Nos acompañáis?

Casas Indianas

Breve historia de los indianos en Vilanova i la Geltrú

Es difícil de determinar el número exacto de jóvenes «vilanovins» y del resto de la comarca del Garraf que marcharon a hacer las américas a lo largo del s. XIX, pero Vilanova i la Geltrú fue durante muchos años conocida cómo «La Pequeña Habana» debido a los fuertes vínculos entre la capital del Garraf y la isla caribeña. Hermanada con la ciudad cubana de Matanzas, el nomenclador de las calles «vilanovines» está repleto de referencias a pueblos y ciudades cubanas y también a muchos de los indianos que hicieron fortuna y volvieron para reinvertirla en casa. Desde la família Papiol, pasando por Josep Tomàs Ventosa y Francesc Gumà i Ferran, que llegó a invertir prácticamente todos sus ahorros en hacer llegar el ferrocarril en su ciudad natal.

Este conjunto de indianos transformaron Vilanova tanto social como arquitectónicamente. Primero, con sus obras de caridad y de infraestructuras civiles pero también por su opulencia. Cargados de dinero, muchos indianos quisieron dejar huella a través de sus viviendas y contaron con los servicios de los arquitectos más prominentes de la época y de los diferentes estilos arquitectónicos que se desarrollaron durante el s. XIX.

¿Qué no te puedes perder?​

La Plaza de la Vila

Es el centro neurálgico de Vilanova i la Geltrú, sede del Ayuntamiento y escenario de cualquier acto cultural, festivo o político de la ciudad. En toda Cataluña encontraréis muy pocos lugares que concentren tanta influencia indiana como esta plaza. De planta rectangular y rodeada de arcadas y palmeras nos traslada enseguida a la arquitectura colonial. Tanto es así, que ha estado escenario de anuncios publicitarios de todo tipo donde ha representado ser una plaza de cualquier lugar de América Central. Para los más curiosos, el mosaico del suelo en forma de conchas en blanco y negro es muy reciente, del 1970 y, por lo tanto, no es uno de los elementos indianos que podemos destacar. El arquitecto original de la plaza de la Vila fue Francesc de Paula del Villar, quien inició las obras de la Sagrada Familia antes de que un tal Gaudí le cogiera la batuta.

La estatua de Ventosa

En medio de la Plaza de la Vila encontramos la escultura dedicada a Josep Tomàs Ventosa, el indiano que compró los antiguos terrenos de un convento de frailes capuchinos e hizo construir el edificio de las escuelas que serían el germen de la actual plaza. En pocos años se construyó el edificio que actualmente acoge el Ayuntamiento de la Vila y algunas de las casas que también tienen clara influencia indiana. Ventosa emigró a Cuba con tan solo 12 años y allí construyó todo un imperio comercial textil. Fue alcalde de la ciudad de Matanzas en dos ocasiones donde también construyó diferentes centros educativos. De hecho, en Matanzas encontramos una réplica exacta de la misma estatua que preside la plaza de la Vila de Vilanova i la Geltrú. Desconocemos si también esta estatua es objeto de todo tipo de bromas durante la semana de Carnaval.

La Casa Olivella

La esquina de la Plaza de la Vila con la avenida Francesc Macià acoge una de las joyas de la arquitectura indiana en Vilanova i la Geltrú. Se trata de la casa Olivella, residencia de Francesc Olivella i Samà y que todavía conserva una sala de baile donde podemos contemplar los frescos originales a las paredes y los techos. Igual que el edificio principal del Ayuntamiento, es de estilo romántico con pilastras estriadas y diferentes elementos decorativos muy destacables, como las molduras. Este edificio fue la sede de la primera estación telefónica de Vilanova i la Geltrú. Posteriormente acogió un hotel y una clínica y hoy en día encontraréis comercios y dependencias municipales.

La casa de las columnas rotas

La Casa Ramona i Maynés (1860) o, popularmente conocida, Casa de las Columnas Rotas, todavía conserva algunos elementos originales del convento de frailes capuchinos y un oratorio privado restaurado por Josep M. Jujol. Su elemento más característico son las dos columnas cortadas que hay en el vestíbulo del edificio colgando de los dos extremos de un arco. Dice la tradición que son fruto de una apuesta del propietario según la cual aunque se cortaran las columnas la casa quedaría intacta.

Y si te has quedado con ganas de más...​

Casa Junqué

Este edificio acoge actualmente una de las escuelas de Vilanova i la Geltrú, pero fue construido en 1868 por el arquitecto Josep Salvany Juncosa por encargo del indiano Ramon Junqué i Escofet. Se trata de un edificio neoclásico, uno de las corrientes artísticas que se desarrollaron durante el s.XIX y es uno de los ejemplos más grandiosos de las mansiones construidas a Vilanova i la Geltrú con las fortunas provenientes de ultramar. Como curiosidad, en esta casa nació en 1893 el artista Enric Cristòfor Ricard i Nin a quien está dedicada otra plaza de la ciudad.

Francesc Gumà i Ferran

No podíamos acabar este artículo sin mencionar la figura de Francesc Gumà i Ferran. La huella de Gumà en Vilanova i la Geltrú no se puede resumir en un solo edificio sino que transformó totalmente su ciudad natal. No solo fue uno de los principales impulsores del comercio marítimo entre Vilanova y Matanzas sino que reinvirtió toda su fortuna para dotar a su ciudad de las infraestructuras necesarias para conertirse en una ciudad moderna. Su determinación (y fortuna) consiguió el enlace ferroviario entre Barcelona y Vilanova a través de los túneles del Garraf. Fue el impulsor del Banco de Vilanova, alargó la Rambla Principal y plantó los plataneros, y diseñó (antes de que Ildefons Cerdà lo hiciera en Barcelona) los planes del «Eixample» Gumà para planificar la futura expansión de Vilanova i la Geltrú. Justamente en la esquina entre la Rambla y la carretera general podréis ver una placa conmemorativa con algunos de sus hitos.

Cualquier momento del año es adecuado para recorrer esta ruta de los indianos en Vilanova i la Geltrú. Sólo hay que pasear, perdernos por sus calles e imaginarnos vistiendo ropa de lino y un parasol para trasladarnos a aquellos años donde todo era posible y sólo había que imaginarlo.

Marta Pérez
Periodista, comunicació corporativa i blogger

Todos los museos de Vilanova y la Geltrú en un solo billete.

El #ticketmuseusvng, el ticket de los museos de Vilanova y la Geltrú permite la entrada a todos los equipamientos de la ciudad al precio reducido de 10 euros.

Oriol Castro: “El mejor ingrediente del xató es poderlo compartir”

“Dijous gras” en Vilanova i la Geltrú es sinónimo de xatonada, la comida que abre la puerta en la semana de Carnaval, siete días de desmadre que serán este año menos festivos pero no menos sabrosos. Mientras trituramos la salsa y planificamos la merengada nocturna, hemos hablado con el cocinero Oriol Castro sobre el gran plato de la gastronomía local: el xató.

Xató de Vilanova i la Geltrú

Un plato contundente, una receta que suscita rivalidades y fomenta la competitividad pero sobretodo que nos lleva a encontrarnos ante una mesa y compartir el auténtico espíritu del Carnaval. El chef “sitgetà” Oriol Castro ha vivido la rivalidad del xató desde dentro, puesto que en 2017 fue embajador del xató y tuvo oportunidad de recorrer el Garraf y el Penedés haciendo una de las cosas que más nos gusta: comer, probar y contrastar opiniones. “Todas las variedades de xató son extraordinarias”, nos explica, y “cada cual defiende a capa y espada la de su pueblo”. Quién podría imaginar que un plato podría generar tanta controversia?

Aprovechando lo mejor de lo mejor de la huerta “vilanovina” y los productos procedentes del mar surge el xató, un plato cumplido, sinónimo de fiesta y compañía y con una particularidad que te invita a probar tantos xatós como pueblos hay en todo el Penedés. Un plato con raíces comunes y variantes locales, pero… ¿es suficiente conocido en toda Cataluña? El chef Oriol Castro cree que no, a pesar de que “se está haciendo un gran trabajo para que se conozca todavía más. Porque a veces, el mundo es muy grande y es muy pequeño, y a veces todo el mundo no sabe que el xató es un plato que tiene muchas variantes”.

Castro hace un llamamiento a seguir un año más la Ruta del Xató y recorrer Vilanova I la Geltrú, Sitges, Vilafranca del Penedés y El Vendrell conociendo las diferentes variedades de xató y los diferentes ingredientes que podemos encontrar. “En todas las zonas que tenemos es diferente y tiene características diferentes. Yo creo que es algo muy “guapo” para que la gente lo conozca”.

El xató suma la tradición marinera con el consumo de verduras de temporada. Quien no conozca el plato podría pensar erróneamente que el xató es un tipo de ensalada.

 

 “Si decimos que el xató es simplemente una ensalada nos quedaríamos un poco cortos. Yo creo que es un plato muy cumplido, es un plato de mar y montaña, un plato de la huerta, tiene la escarola y la picadura de la salsa de xató. Almendra, avellana, ajo, ñora, los ingredientes que tiene cada zona concreta y que están enriquecidos con productos como el bacalao, el atún, la anchoa, que le dan este toque de mar y montaña tan especial y tan diferencial”, afirma Castro. Hace falta no olvidar que, además de seguir de pe a pa la receta de cada localidad, cada cual le da siempre su toque personal.

Una receta por cada población

Oriol Castro pudo comprobar en primera persona la competitividad inherente a las diferentes variedades del xató. “Soy muy consciente que los más puristas defiendan a capa y espada su versión. Lo viví en mi propia piel y tuve la suerte de probar y disfrutar, de poder estar en El Vendrell, Vilanova I la Geltrú, Vilafranca del Penedés y también en Sitges. La competencia también es sana y es buena y hace que guardemos estas tradiciones. La gente, pero, es muy purista; para cada una de las zonas su xató es el mejor. Y no hay que desmerecer ninguna de las otras variedades”.

Después de su papel como embajador del xató en 2017, el chef aconseja recorrer la ruta entera y disfrutar de las características de cada plato: “esto es lo más guapo de la cocina, que con los mismos ingredientes podemos transformar un plato totalmente diferente. Yo siempre lo digo, los macarrones que hacen todas las madres son totalmente diferentes entre ellos y todos son buenos. Esto es lo más guapo y con la salsa de xató todavía más”. “Recuerdo cuando íbamos en esta Ruta del Xató para ver los concursos donde se tenía que hacer la salsa de xató y cada uno tenía su truco. Esto era lo más divertido y guapo”.

A pesar de ser uno de los chefs más reconocidos en todo Cataluña y su amplia experiencia en los restaurantes “Disfrutar a Barcelona” y “Compartir a Cadaqués”, Castro quedó sorprendido por la “rivalidad sana que hay entre poblaciones” y por la tradición de “guardar los orígenes de cada población”. “La tradición no se tiene que perder nunca y se está consiguiendo porque veías concursos de gente jovencita y niños pequeños a los que enseñaban a preparar xató y esto es lo más bonito, que pase de padres a hijos”.

Un plato para disfrutar en buena compañía

El menú tradicional de una xatonada consta de xató, tortillas y merengue. ¿Pero tiene que ser siempre tan canónico o hay espacio por la innovación? Oriol Castro no lo duda y afirma rotundamente que sí: “Yo creo que de todo se ha de conservar su vertiente tradicional pero también es verdad que todo lo podemos versionar o darle un toque moderno para dar más visibilidad. En la cocina creativa, en la cocina moderna sí que se pueden hacer estos platos tradicionales modernizados, cambiados, pero siempre teniendo en el horizonte cuál es su origen. Podemos jugar y hacer creatividad con un plato como puede ser el xató porque tiene un margen. Nosotros en el “Disfrutar” hicimos un ravioli de salsa de xató. Siempre se puede hacer algo en la alta gastronomía”.

El cocinero “sitgetà” no quiere decantarse por una variedad u otra, “sería una falta de respeto”, pero afirma que hay un ingrediente común a todas las variedades y que es lo más importante: compartir. “Creo que es el ingrediente que nos faltaría, que tenemos ganas de recuperar. Es poner este plato en la mesa y poderlo compartir con libertad, con la familia, con los amigos. El xató define muy bien este concepto, de poder tener una montaña de tortillas o no, poderlo compartir… es la fiesta! Yo recuerdo en 2017 cuando hicimos esta Ruta del Xató que compartimos muchas cosas con mucha gente y esto era lo más guapo. Yo creo que quizás faltará en estos momentos este ingrediente, verdad?, que es el compartir este plato tan bonito, compartir esta mesa, la sobremesa, hablar… Recuerdo mucho estas clases que hicimos con gente, las demostraciones, y que hablabas con gente mayor, con gente joven, y esto era guapo, yo creo que este es el ingrediente que falta actualmente este año y que deseo y esperamos todos que el 2022, ya no el 2021, podamos celebrar un año de xató más cumplido y más redondo”.

“Muchas gracias para venir”

En un momento especialmente duro para la restauración, Oriol Castro no quiere pecar de exceso de optimismo. “Este año ha sido una montaña rusa. Empezamos muy bien el 2020, hasta marzo que nos cerraron, tuvimos momentos de nerviosismo, de que pasará… Dos meses, después se alargó y tuvimos que cerrar todos los restaurantes. En verano volvimos a abrir, creíamos que volvíamos a remontar después nos volvieron a cerrar, hicimos “take away”… Ha sido un año muy duro y la restauración está muy tocada. Son momentos difíciles, duros, nosotros personalmente tenemos el “Compartir” cerrado en Cadaqués. Son momentos difíciles pero también es verdad que tenemos que agradecer a toda la gente que está yendo a los restaurantes y tenemos que felicitarlos. A mucha gente les digo: “Muchas gracias por venir” porque nos están apoyando. En estos momentos ir a un restaurante es una fuente de apoyo muy importante, del mismo modo que ir a comprar en una tienda y comprar una prenda de ropa para dar trabajo a la gente que tenemos a nuestro alrededor, a la economía de proximidad”.

Aun así, quiere dar un mensaje para todos los restauradores: “entre todos nos saldremos, tenemos que salir adelante, no tenemos que desfallecer. Vendrán momentos mejores para todos y saldremos adelante todos juntos. Al final, ni mejor restaurant ni peor restaurant, ni un bar, todos somos iguales y todos tenemos que remar para aguantar este país y salir adelante”.

 Al final, dice Castro, “ lo importante es tener salud. La mejor fórmula es tener un buen xató y una buena salud”.

Así pues, morteros arriba y merengue preparado, no tendremos Carnaval, pero en Vilanova i la Geltrú, nadie nos podrá privar de la xatonada. Buen Carnaval!!!

Gràcies per llegir el post!
Comparteix-ho en les teves xarxes socials

Video Entrevista Visit Vilanova

Marta Pérez
Periodista, comunicació corporativa i blogger

Bienvenidos a Visit Vilanova

Ha llegado el gran momento

Después de meses de preparación ha llegado el gran momento: bienvenidos a Visit Vilanova, la nueva marca comercial de Vilanova i la Geltrú. Bajo este paraguas promocionaremos los diferentes sectores económicos de la ciudad con un mensaje uniforme dirigido a nuestros visitantes actuales pero también a los futuros. Más que nunca, queremos concentrar todos los recursos disponibles en la promoción conjunta de Vilanova i la Geltrú, incentivando el consumo e impulsando la comercialización de la gran variedad de productos y servicios que ofrecen nuestras empresas y entidades.
Ir arriba
×