Visit Vilanova

visitvilanova

7 actividades para disfrutar del aire libre en Vilanova i la Geltrú

Vilanova i la Geltrú y su entorno son perfectos para practicar actividades al aire libre, en pleno contacto con la naturaleza. Más allá de sus estupendas playas, el camino de ronda y los paseos por su rico patrimonio urbano, el núcleo de población está rodeado de tres parques naturales: el del Garraf, el del Foix y el de Olèrdola. Su naturaleza “de interior” esconde sorpresas poco conocidas que os proponemos descubrir a pie, en bicicleta, a caballo o practicando otras actividades de turismo activo.

A caballo por el parque natural

Vilanova i la Geltrú es un entorno ideal para montar a caballo. En el Club Hípico Rosper ofrecen clases de iniciación para niños y adultos. Pero lo más atractivo para introducirte en la monta son las rutas por el entorno del Parque Natural del Garraf, atravesando viñedos y bosques y disfrutando de las vistas al mar Mediterráneo. 

Tienen opciones de una o dos horas y de diferentes dificultades, con una clase de iniciación para que aprendáis las nociones básicas o rutas con un poco más de desnivel si ya tenéis un poco de experiencia.

img-sabiesque-visitvilanovaES

La peculiar geología kárstica del entorno lo hace rico en simas, cuevas y otros lugares perfectos para iniciarse en la espeleología o el rápel.

Espeleología para todos

El Parque Natural del Garraf organiza durante todo el año una actividad de iniciación a la espeleología en la sima de los Esqueletos. Su nivel de dificultad es bajo y es apta para el público general a partir de los siete años. Una gran oportunidad para descubrir el mundo subterráneo descendiendo con cuerdas por esta sima de 18 metros de desnivel. Además de la actividad deportiva en sí misma, podréis disfrutar del silencio de este espacio natural, las formaciones de calcita y tal vez del avistamiento algún murciélago.

Otra opción es la excursión a la cueva Negra, en el término municipal de Sant Pere de Ribes. Después de los 25 metros de entrada y tras reptar por una estrecha gatera de unos cinco metros, fliparéis con la belleza de las formaciones calcáreas de su sala principal. ¡No os olvidéis la linterna!

Descubre las plantas medicinales

En las afueras de Vilanova i la Geltrú encontramos la masia tradicional catalana Mas d’en sa Font, que a través del Parque Natural del Garraf organiza paseos guiados por los alrededores para conocer los usos tradicionales y ancestrales de las plantas medicinales y comestibles. Una actividad relajada para aprender a relacionarse de otra manera con el medio. 

img-sabiesque-visitvilanovaES

Vilanova i la Geltrú está rodeada por tres parques naturales: el del Garraf, el del Foix y el de Olèrdola.

Paseos entre viñedos

La Estación Deportiva propone rutas de senderismo para todos los niveles en los alrededores de Vilanova i la Geltrú. Si buscáis un paseo agradable por caminos cómodos y sin zonas técnicas nosotros os proponemos el paseo entre viñedos, una ruta circular de 15 kilómetros.

Y si sois fans del vino, en Sant Pere de Ribes existen varias bodegas con interesantes propuestas de enoturismo. 

Torre del Veguer ofrece diferentes packs que incluyen visitas a la bodega, que está catalogada como monumento histórico-artístico por la Generalitat de Catalunya, paseos por los viñedos observando la fase vegetativa de la cepa según la época del año, una cata de vinos…

En la bodega Vega de Ribes también ofrecen visitas a los viñedos y a la bodega, catas de vinos e incluso maridajes con quesos o productos ibéricos.

A pie del Mas de l’Artís al Pla de Querol

Si os apetece una caminata larga, os proponemos una ruta de 25,71 kilómetros de distancia, con una dificultad moderada, que atraviesa el Parque Natural del Garraf desde el Mas de l’Artís en Vilanova i la Geltrú hasta el Pla de Querol en el término municipal de Sitges. Siguiendo el Sendero de la Mediterránea, el GR-92.4, esta excursión pasa por bonitos paisajes geológicos y elementos patrimoniales.

El terreno del Garraf maravilla a los visitantes con su paisaje singular, rico en formas kársticas de piedra caliza y simas, dolinas y lapiaces.

La mano del hombre a lo largo de los siglos se nota sobre todo en forma de viñedos de variedades autóctonas de la D.O. Penedès como el xarel·lo, la malvasía o el sumoll. También encontramos pequeñas construcciones como las casetas de viñedo circulares, que antiguamente se utilizaban para resguardarse de la lluvia y mantener los alimentos frescos mientras se trabajaba en el campo.

Otras grandes edificaciones que encontramos a lo largo del camino, como la Torre del Veguer y la masia de Valgrassa, están asimismo relacionadas con la actividad vitivinícola. La Torre del Veguer es una masía fortificada del año 1359, mientras que la masia de Vallgrassa, que da nombre a todo el valle en el que se encuentra, alberga en la actualidad un centro experimental de las artes en el que se desarrollan actividades artísticas y culturales.

El Castell de Ribes, en el término municipal de Sant Pere de Ribes, está documentado desde el siglo X y está calificado como Bien Cultural de Interés Nacional. Es visitable los fines de semana.

img-sabiesque-visitvilanovaES

En los alrededores de Vilanova existen rutas a pie y en bicicleta aptas para todos los niveles. Algunas podéis hacerlas con niños, pero también hay un puerto de montaña de primera categoría que ha formado parte del recorrido de la Vuelta a España.

Siéntete como un ciclista de la Vuelta

Si lo vuestro es el ciclismo de carretera, desde Vilanova i la Geltrú tenéis accesibles una gran variedad de rutas con diferentes niveles de dificultad y duración. Una opción para los que estáis más en forma es la ruta del Rat Penat (el murciélago). Esta es una propuesta de corta distancia pero bastante exigente, que transcurre por un puerto catalogado como de primera categoría que fue uno de los más destacados de la Vuelta a España 2010.

El itinerario sale de Vilanova en dirección a Sitges por la C-31, más conocida como la carretera de Les Costes. Este tramo, revirado y con constantes cambios de desnivel, os permitirá gozar de unas magníficas vistas del literal del Garraf. 

En la primera rotonda nos desviamos hacia la urbanización Vallbona para iniciar el ascenso al Rat Penat: 4,4 kilómetros de subida, con un desnivel de 455 metros y una pendiente media del 10,3%.

A continuación atravesamos el Parque Natural del Garraf durante algunos kilómetros y finalizamos con una fuerte subida a Les Piques, hasta la Granja Escuela de Can Grau. A partir de aquí comienza el descenso, que pasa por Sant Pere de Ribes para volver al punto inicial de salida.

Golf

El Portal del Roc es uno de los campos de Pitch & Putt más atractivos de Catalunya, y es además el primero adherido a la certificación Biosphere por su fuerte compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad. Se trata de un bello campo de 18 agujeros con precios que comienzan en los 14 euros para no abonados. También ofrecen clases para adultos y niños. Si ya tenéis experiencia y os apetece un poco de competición, en verano hay torneos todos los viernes, y tienen un calendario continuado a lo largo de todo el año.

¡Gracias para leer, compartir en tus redes sociales y comentar!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email
Laura Rangel
Periodista

Un museo donde emocionarse con las historias de la gente de mar

La historia de Vilanova i la Geltrú y su gente está ligada indisolublemente al mar. A lo largo de los siglos, muchos vilanovins han vivido de cara al Mediterráneo, forjando un diverso patrimonio marinero que hoy puedes conocer de manera lúdica en el Espai Far.

Situado en el emblemático Faro de Sant Cristòfol, el Espai Far de Vilanova i la Geltrú es un moderno centro museístico que reúne en un mismo recinto todo el rico patrimonio marinero vilanovense. Este es un espacio en el que tanto los adultos como el público familiar pueden acercarse a la historia marinera de la ciudad, descubrir aspectos curiosos relacionados con el mar y recordar a la mítica Carpa Juanita, el pequeño pez que bebía en porrón y comía de una cucharilla.

Espai Far reúne todo aquello que define a los “vilanovins” como gente de mar. En un solo espacio se conjugan tres exposiciones permanentes: el Museo del Mar, el Espacio Víctor Rojas y el Museo de Curiosidades Marineras Roig Toqués. 

Tres piezas que no puedes perderte en el Espai Far

La campana del destructor Sánchez Barcaiztegui
La campana del destructor Sánchez Barcaiztegui, en el Museo de Curiosidades Marineras Roig Toqués.
El antiguo bote salvavidas insumergible Víctor Rojas
El audiovisual sobre la Carpa Juanita
El audiovisual sobre la Carpa Juanita, un viaje en el tiempo para volver a disfrutar de las actuaciones del simpático pececillo que bebía en porrón y comía de una cucharilla.
Anterior
Siguiente

El faro de Sant Cristòfol: la Farola de Vilanova

Conocido popularmente como la Farola de Vilanova, este es uno de los veinte faros que se encuentran en funcionamiento en la costa catalana. Sus orígenes se remontan a 1866, año en el que se inauguró el primer faro, del que todavía se conservan parte de las instalaciones. Pero la necesidad de una luz más potente condujo en 1905 a la construcción de la torre actual, que mide 21 metros de altura. 98 escalones suben hasta la linterna, donde la lámpara emite su señal de tres destellos blancos cada cinco segundos con un alcance de 19 millas náuticas (35 Km).

Gestionado por la Autoridad Portuaria de Barcelona, el faro en sí sigue en activo y sirve de guía a los navegantes, por lo que no es visitable. Pero el Espai Far ocupa las instalaciones inferiores de la antigua casa del farero.

img-sabiesque-visitvilanovaES

El Espai Far se ubica en las instalaciones de uno de los 20 faros que se mantienen en funcionamiento en la costa catalana.

Museo del Mar de Vilanova i la Geltrú: un mar de historias

El Museo del Mar de Vilanova y la Geltrú muestra un recorrido por la historia marinera de la ciudad a partir de objetos y relatos. En él se exhibe una selección de los objetos relacionados con el mundo de la pesca y la tradición marinera que los pescadores, vecinos y comercios del barrio marítimo han donado a la Asociación del Museo del Mar a lo largo de los últimos cuarenta años. Una de las cosas más bonitas del Espai Far es que sus colecciones han llegado hasta nosotros directamente gracias a personas que se esforzaron por salvar el legado marinero de la ciudad.

La exposición se inicia con un audiovisual de estilo periodístico sobre la Vilanova marinera. En él se incluyen relatos en primera persona de vecinos y pescadores que ofrecen un acercamiento emocional de primera mano al destacado papel que desempeña el mar en la vida cotidiana de la ciudad. En definitiva, las vivencias, las historias personales, son la base del Museo del Mar, que ofrece una mirada a una época en la que las barcas se ataban a la reja de las ventanas de las casas de los pescadores o a las palmeras del paseo cuando hacía mal tiempo.

El ámbito dedicado al proyecto de memoria oral “Un objeto, una historia” quiere recuperar, conservar y dejar testimonio de la memoria de la gente de mar a través de diferentes objetos de uso cotidiano. Hay una breve historia detrás de cada una de las piezas que cobran vida: una nansa, unos zuecos, una balanza, una pieza arqueológica…

Espacio Víctor Rojas: heroismo en la tempestad

Ubicado en un soportal se expone una de las piezas más destacadas de la colección Espai Far. El restaurado bote de salvamento de náufragos Víctor Rojas es una de las tres únicas barcas de este tipo que se conservan en Cataluña. Este centenario bote mixto, que puede navegar tanto a remo como a vela, utilizaba un casco insumergible y autoenderezable pensado para navegar en situaciones de emergencia extrema y superar fuertes temporales.

El Víctor Rojas fue construido en 1916 en el astillero barcelonés de Miquel Corbeto, que se basó en el modelo inglés Beeching-Peake. Este era el último grito en tecnología naval de la época. Se diseñó para catorce tripulantes-remeros y mide 11 metros de eslora.

El nombre del bote es un homenaje al puertorriqueño Víctor Rojas, nacido en Arecibo el año 1832 y que destacó por su valentía en el rescate de casi 200 náufragos nadando en medio de los temporales.

Este es un bote especialmente querido en el barrio de mar de Vilanova, cuyos vecinos lo consideran un símbolo de la valentía y solidaridad de los pescadores que entraban al mar para rescatar a los náufragos en una época difícil y con pocos medios.

img-sabiesque-visitvilanovaES

Este es un centro museístico que reúne tres exposiciones permanentes: el Museo del Mar, el Espacio Víctor Rojas y el Museo de Curiosidades Marineras Roig Toqués.

Museo de Curiosidades Marineras Roig Toqués: el espíritu de la Carpa Juanita

El Museo de Curiosidades Marineras Roig Toqués muestra la colección de casi 3.000 curiosidades y objetos relacionados con el mar que Francesc Roig Toqués (1921-2008) atesoró a lo largo de toda su vida: instrumentos náuticos, más de cien muestras de arenas de playas de todo el mundo, peces disecados, un esqueleto de ballena, maquetas navales, fósiles, moluscos… Hoy, el Espai Far reproduce el ambiente de aquel antiguo gabinete de curiosidades que estuvo abierto al público durante más de sesenta años, desde 1946 hasta la muerte de su creador en 2008. Incluso se ha recuperado y restaurado la mayoría de las vitrinas originales.

Esta es una colección ecléctica de piezas de tipología y cronología diversas, con el nexo común de la temática marinera que apasionaba a Francesc Roig Toqués.

En este espacio también se rinde homenaje a la famosa Carpa Juanita, el pequeño pez que adiestró Francesc Roig Toqués y que bebía en porrón y comía de una cucharilla. Si visitaste Vilanova i la Geltrú con el colegio en los años 80, seguro que la fuiste a ver a la antigua casa de Mas Carolina. La pequeña carpa llegó a ser conocida internacionalmente, y visitantes de todo el mundo acudían a conocer el museo y la carpa, con un récord de 20.000 visitas anuales. Espai Far custodia hoy la correspondencia que el pez recibía desde países de los cinco continentes.

La Carpa Juanita es todavía hoy una vilanovina tan popular que ella y su porrón forman parte de las figuras del bestiario popular de la Fiesta Mayor de la ciudad. En el Espai Far se exhibe un audiovisual con imágenes de época procedentes del archivo del propio Francesc Roig Toqués, de visitantes del museo original y televisiones internacionales.

El jardín del Espai Far: un rincón secreto del litoral catalán

Además, el faro se ubica en un recinto ajardinado de libre acceso durante el horario de apertura del museo que ofrece unas magníficas vistas al mar y a toda la costa. Se trata de un jardín mediterráneo donde destacan los centenarios tamarindos (Tamarix gallica).

 

En él encontramos también una serie de piezas de grandes dimensiones: doce anclas de hierro y tres cañones recuperados del fondo marino por submarinistas y barcas de arrastre de la flota pesquera vilanovina.

 

El ancla más antigua de las que se encuentran datadas pertenecía a una nave del siglo XVIII. También encontramos ganchos para pescar en el fondo marino. Mención especial merecen los tres cañones navales napoleónicos, que fueron rescatados del mar cerca de la desembocadura del río Foix.

Itinerarios y degustaciones

El Espai Far organiza de manera continuada diferentes actividades para dar a conocer el patrimonio marítimo a todos los públicos, como las visitas a una barca de pesca comentadas por la propia tripulación que finalizan con una degustación de cocina marinera en los jardines del Espai Far.

Otras opciones son los itinerarios guiados para descubrir el patrimonio marinero de la ciudad. El Espai Far quiere conservar y difundir la historia y el legado marinero de Vilanova i la Geltrú. No solo a través de sus colecciones, sino también de los diferentes edificios históricos relacionados con el mar que se extienden a lo largo de la fachada marítima de Vilanova.

Puedes consultar la agenda en la página web del Espai Far.

Datos prácticos

Dedicado a la tradición marinera local, el Espai Far es un museo joven que se inauguró en 2016. Está gestionado por el Ayuntamiento de Vilanova i la Geltrú y forma parte de la Xarxa de Museus Marítims de Catalunya.

 

El faro se alza junto al puerto y la ermita de Sant Cristòfol, en uno de los extremos de la costa de Vilanova:

Pujada del Far de Sant Cristòfol, 2
08800 Vilanova i la Geltrú
+34 600 509 223

¡Gracias para leer, compartir en tus redes sociales y comentar!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email
Laura Rangel
Periodista

El Dinou, cocina de proximidad y calidad en Vilanova i la Geltrú

En el palacete del primer piso de la calle Comercio número 2, justo al lado de la plaza de las Coles, se esconde un restaurante tan singular como el espacio que ocupa. Justo en el centro de Vilanova i la Geltrú, El Dinou apuesta por la cocina de mercado, los productos de proximidad y la cocina casera con un toque contemporáneo. De todo esto y de la pasión que ponen en sus platos hablamos con la chef Núria Lucas, alma mater de El Dinou.

Platos de temporada

La propuesta gastronómica de El Dinou se centra en la cocina mediterránea de platos catalanes y específicamente vilanovins. Siempre elaborados utilizando como materia prima productos de proximidad, frescos y de temporada. Porque en El Dinou están convencidos de que la cocina tiene que estar ligada al territorio.

Chef Núria Lucas

El menú y la carta del restaurante va cambiando con los meses y las estaciones, para dar cabida a los productos de temporada. Para la chef Núria Lucas, los motivos son claros:

“En casa me han criado así. Mis abuelos eran payeses, y mi madre me daba lo que salía del huerto. Para mí comerte unos guisantes ahora es como comerte unas golosinas. Así, crudos, es lo más dulce que hay. En casa, cuando no era temporada de tomate, pues utilizábamos los botes de conserva porque los hacíamos cuando había mucho. Todo esto en mí a casa se me ha enseñado. ¿Y por qué no continuar y enseñar cuando es la temporada de cada producto al cliente? Es que no entiendo por qué usamos un producto cuando no corresponde, lo pagamos al doble de precio y aparte no es de la calidad que tendría el de temporada.

Y además: ¿Por qué tengo que ir a comprar un kiwi que da la vuelta al mundo para llegar a mi cocina con una huella de carbono impresionante?”

Los productos de proximidad alrededor de Vilanova i la Geltrú

Núria Lucas hace muchos años, desde 2008, que apoya a la filosofía Slow Food con sus platos. Hoy, el El Dinou figura seleccionado en Guía Slow Food de Barcelona. Además, entre los 100 restaurantes que esta asociación sin ánimo de lucro selecciona cada año, el restaurante vilanoví hace tres temporadas que es distinguido con el caracolito que lo identifica como uno de los “ninjas de la sostenibilidad”.

Los productos y sus productores son los que dan sentido a los platos de El Dinou. A NÚria le encanta tratar personalmente con los pequeños productores para establecer una relación de confianza que le permite conocer de primera mano el producto con que trabaja. “A mí me gusta mucho que comamos el producto de proximidad, que yo vaya al payés y pueda ver lo que tiene. Que si es temporada de alcachofas, yo compro alcachofa, si no, no la compro”, explica. El reto es seleccionar los mejores productos según la temporada y tratarlos con cuidado y respeto para que, una vez en el plato, el comensal pueda saborear los sabores de toda la vida. 

Por suerte aquí a Vilanova todavía quedan payeses, y les compramos el producto de temporada a ellos. Si ahora vas al payés todavía puedes encontrar alguna alcachofa, las habas, los guisantes… En invierno están los espigalls, las coles, la escarola perruqueta.… En verano hay mucho tomate…”

Puedes disfrutar de su cocina de Slow Food a partir de sólo 15 euros.

Los platos estrella de El Dinou

Volver a El Dinou es siempre una experiencia nueva, porque la oferta gastronómica cambia según sean los productos que se dan mejor en cada temporada. Pero casi siempre encontraréis algún plato 100% vilanoví: “En invierno tengo el trinxat, que triunfa cada año y ya es marca de la casa. También tiene mucho éxito la sèpia a la bruta, que es cocina marinera de aquí de Vilanova. Como los alls cremats. Siempre puedes descubrir algún rancho marinero, cocina de la abuela…”.

 

El estilo de El Dinou es tradicional con toques de modernidad: “Me gusta mucho la cocina tradicional, la que hacía la yaya o la que hace mi madre, a pesar de que también uso nuevas técnicas como la cocina al vacío. Pero a mí aquello de cocinar en una olla y que haga chup chup…me gusta mucho”, confiesa Núria Lucas.

Vinos de las 12 Denominaciones de Origen catalanas

La apuesta por la proximidad se extiende también a la extensa carta de vinos, formada por 60 vinos provenientes exclusivamente de las 12 Denominaciones de Origen catalanas. “¿Por qué tengo que tener un Rueda, un Rioja o un Verdejo con todas las DO catalanas extraordinarias que tenemos?”, se pregunta la Núria. “De cada DO intento coger la variedad más autóctona de la zona. Si voy a la Conca de Barberà, cojo un Trepat, si voy a la Terra Alta, cogeré una Garnacha…” 

 

Por supuesto, esto incluye los vinos del Penedès que se cultivan y se elaboran alrededor de Vilanova i la Geltrú: “En el Penedès hay vinos muy buenos. Somos una tierra de Xarel·lo, de blancos geniales”. Entre estos vinos del área del Garraf destacan el espumoso ecológico Clos Lentiscus Sumoll Blanc de Noirs Brut Nature, la malvasía de Sitges Sasserra o los también ecológicos Viladellops y Petit Caus.

La primera de la família

Núria Lucas es una cocinera joven, pero ya acumula una larga experiencia en los fogones. Su formación en la Escuela de Hostelería de Sitges y en la Escuela de Cocina Hoffman de Barcelona le dio las bases de un conocimiento que ha perfeccionado con el trabajo en restaurantes como el Negrefum, donde se estrenó como jefa de cocina y que fue el primer restaurante de kilómetro cero en Vilanova i la Geltrú.

En 2014, Núria se decidió a abrir su propio restaurante, El Dinou. “Soy la primera de casa que se dedica a la hostelería. Tengo familia en Vilanova, payeses de toda la vida, pero nadie que se dedique a la hostelería. Ni mi marido. Soy la primera loca”, dice sonriente.

El Dinou es un restaurante que se sitúa en un primer piso, dentro de un palacio catalogado donde nació el poeta Manel de Cabanyes.

En el primer piso de un edificio histórico

El Dinou ocupa un espacio singular. Es la casa donde nació el poeta Manel de Cabanyes en 1808, y aparece en el catálogo de patrimonio de Vilanova i la Geltrú. Su principal valor artístico son las pinturas neoclásicas y románticas que decoran paredes y techos con motivos ornamentales y temas mitológicos. “Es un pequeño palacio en medio de Vilanova. Yo me enamoré el primer día que entré”, confiesa Núria. 

Información práctica

El restaurante El Dinou se encuentra en el primer piso de la calle Comerç número 2, en el centro de Vilanova y justo junto a la plaza de les Cols. En sus instalaciones dispone de salones privados para la celebración de eventos.

La oferta de cocina de mercado de El Dinou consta de carta, menú diario y menú especial de fin de semana. Quiereis probar los platos de Núria Lucas? En Visit Vilanova tienes un menú de meiodía por sólo 15 euros de lunes a viernes y 22 euros los sábados

Gracias para leer, compartir en tus redes sociales y comentar!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email
Laura Rangel
Periodista

Temps de Vi reúne 40 bodegas de toda Cataluña en Vilanova i la Geltrú

Temps de Vi en Vilanova i la Geltrú

Hay muchas ganas. Este año la Feria Temps de Vi de vinos catalanes vuelve a celebrarse con plena normalidad, y será todavía mejor que antes de la pandemia. La apoteosis será los días 10, 11 y 12 de junio en la Rambla Principal de Vilanova i la Geltrú, pero esto será un festival que se alargará durante semanas, con actividades diversas en diferentes puntos de la ciudad. Incluso en pleno mar.

De todo esto hemos hablado con Carles Carbonell, coorganizador de la feria Temps de Vi de Vilanova i la Geltrú: “Teníamos ganas de poder volver a plantear un Temps de Vi con normalidad y en los espacios que conocíamos. Yo creo que para nosotros lo más importante es volver al espacio donde la feria se ha hecho grande, que es en la Rambla Principal de Vilanova. Donde está nuestro entorno y tanto restaurantes como comercios nos acogen de la mejor manera posible para poder celebrar entre todos un gran evento”.

40 bodegas de todas las Denominaciones de Origen catalanas

Este año Temps de Vi plantará en la Rambla un total de 34 estands donde se reunirán alrededor de 40 bodegas de todas las Denominaciones de Origen catalanas. Habrá desde pequeñas bodegas que darán a conocer proyectos muy curiosos hasta algunos de los más conocidos en el ámbito catalán. “Nosotros siempre hemos defendido que esto es una feria multi D.O. Lo conseguimos hace muchos años y este año también lo hemos conseguido. Tenemos vinos de todas las DO. Tendremos D.O. Empordà, Tarragona, Priorat, Montsant, Catalunya, Alella, Bages, Conca de Barberà, Penedès, obviamente… Al final nosotros estamos en el territorio del Penedès con lo cual gran parte son bodegas de las D.O. Penedès y Cava. Todavía estamos acabando de cerrar, pero estamos a puntito”.

La variedad no será solo por la procedencia de las bodegas. Los asistentes podréis probar también toda clase de vinos: “De estilos hay de todas las clases y creo que es una grandeza del sector en el cual estamos, puesto que puedes ir a buscar el perfil que más te gusta. Yo creo que en la feria Temps de Vi tenemos la suerte de poder representar desde vinos más florales o afrutados hasta estilos de vinos de guarda, con más madera y podríamos decir que más clásicos”.

Un completo programa de actividades

Las actividades de Temps de Vi 2022, que aparecerán publicadas muy pronto en tempsdevi.cat, empezarán a finales de mayo y culminarán con la feria en la Rambla Principal que seguro estará muy concurrida. Pero esta vez la feria tendrá un calendario más escalonado para que todo el mundo pueda acceder a muchas más actividades y recuperará propuestas estrella como las catas de vinos catalanes en barco.

Catas de #VinosCatalanes en barco "Desde Tiempo de Vino han querido sumar el mundo del mar a la feria con unas catas en barco que son un éxito rotundo desde los inicios de este certamen."

Catas de vinos catalanes en barco

Vilanova i la Geltrú es viñadora y marinera, y estas dos vertientes de su personalidad histórica han trabajado juntas durante siglos. Del puerto de Vilanova salía en barco grande parte de la producción de vino del Penedès, también de las viñas que rodean la ciudad. Desde Temps de Vi han querido sumar el mundo del mar a la feria con unas catas en barco que son un éxito rotundo desde los inicios de este certamen.

Nos lo explica Carles Carbonell: “Son unas catas que se hacen en el club náutico de Vilanova. Una actividad de dos horas que realmente vale mucho la pena porque después de hacer la cata sales a navegar tomando una copita de vino o un espumoso. Es una actividad puramente para pasarlo bien, muy pequeña, para ocho personas. Es muy exclusiva y muy súper porque al final vas con una pandilla de amigos”.

Para los que tengáis miedo de marearos, no sufráis. Dentro del puerto el barco casi no se mueve, y una vez en alta mar siempre se mantiene en movimiento y el mar Mediterráneo acostumbra a estar en calma.

Guía práctica para disfrutar de Temps de Vi

Temps de Vi está pensada para que los visitantes podáis sorprenderos con vinos y Denominaciones de Origen nuevas y al mismo tiempo disfrutar y repetir de las bodegas que ya conocéis de otras ediciones y que sabéis que no fallan nunca.

Pero sobre todo es un gran lugar para charlar. Sí, para charlar: “Una cosa muy positiva es que en Temps de Vi Vino vienen los mismos elaboradores”, dice Carles. “Es una oportunidad para hablar con la misma persona que hace el vino. Así yo creo que la gente que viene puede ir buscando. Lo bueno que tenemos es que puedes hablar con las mismas bodegas que están en los estands y decirles escucha, mira a mí me gusta este tipo de vinos…” o “vengo a probar, déjame ver que hacéis…” Y ellos mismos os dirán “mira, empezamos por aquí, vamos haciendo un camino, hacemos la historia… y acabamos con un vino muy representativo del territorio donde podéis encontrar puramente lo que hacemos. A aquellos visitantes que vengan a la feria viernes, sábado o domingo yo les aconsejo que vayan a la Rambla Principal, que compren un ticket en cualquiera de las taquillas de laorganización y empiecen a pasear Rambla arriba y Rambla abajo deteníendose en aquellas bodegas que en aquel momento tengan menos gente. Preguntar, poner la oreja cuando están haciendo alguna explicación… También tenemos conciertos gratuitos en todo el espacio ferial durante cada día. Y si haces la cata en barco puedes ir a comer paseo marítimo y después hacer la actividad…”

Al final, es tan fácil como venir a Vilanova i la Geltrú, disfrutar de la ciudad, de sus espacios y comercios, pasear por Temps de Vi y catar una copa de vino catalán.

Desde la organización lo tienen claro, explica Carles Carbonell:

Datos prácticos

La feria Temps de Vi se celebrará los días 10 11 y 12 de junio en la Rambla Principal de Vilanova i la Geltrú.

Para participar en las catas en barco y otras actividades que se celebrarán entre finales de mayo y medios de junio, podéis hacer vuestra reserva en Tempsdevi.cat.

¡Gracias para leer, compartir en tus redes sociales y comentar!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email
Laura Rangel
Periodista

Conjunto arqueológico de Adarró: Un día

Al final del paseo marítimo de Ribes Roges, en el núcleo urbano de Vilanova i la Geltrú, se encuentra el yacimiento arqueológico de Darró o Adarró. En época ibérica fue uno de los poblados más importantes de la cultura cosetana, y durante el Imperio Romano fue una de las principales villas de la zona.

Joan Garcia Targa, apassionat arqueòleg

Hoy es un conjunto arqueológico visitable donde los adultos pueden revivir la historia de Vilanova y los pequeños disfrutarán con las actividades familiares. Nos lo explica Joan Garcia Targa, apasasionado arqueólogo contratado por el Servicio de Patrimonio Arqueológico Local de la Diputación de Barcelona que podréis conocer en persona si vais a alguna de las visites gratuïtes que hace todos los fines de semana y festivos en Adarró. También podéis concertar con él alguna visita entre semana.

Vilanova mil años antes de Vilanova

¿Cuál és la historia de este yacimiento?

El yacimiento de Adarró se descubrió a finales de los setenta o principios de los ochenta del siglo XX. A raíz de la construcción de unos apartamentos primero se hicieron una serie de hallazgos de unos restos de enterramiento romano. Más adelante, a mediados de los ochenta, con la construcción de otros bloques de apartamentos empezaron a salir restos constructivos pertenecientes a un poblado ibérico. 

¿Qué instituciones se cuidan actualmente del conjunto arqueológico?

Al final esta parte ibérica la acabó comprando la Diputación de Barcelona, que le da mantenimiento y organiza las visitas. También hay una parte de propiedad municipal, que es una parte ibérica pero con un asentamiento romano encima. Dentro del mismo yacimiento tenemos una parte privada, el Xalet del Nin en el cerro de Sant Gervasi. Actualmente, se hacen bodas y eventos, y se han rodado películas de miedo… De vez en cuando también lo visitamos, porque cada vez que se han hecho obras en el Xalet o en su jardín han salido restos íberos. Por lo tanto, el yacimiento de Adarró es mucho más extenso que la parte que se visita.

¿De qué época datan las diferentes ruinas de Adarró?

Sabemos que la parte más alta, en la zona del Xalet del Nin, es la más antigua. Allí hemos encontrado cerámicas de los siglos V a IV antes de Cristo. Son cerámicas de origen griego que llegan aquí a Vilanova Adarró por medio del comercio con Empúries. Y a partir del siglo IV se empiezan a establecer en la vertiente de la colina que corre paralela a la línea de la costa, que en aquel momento se encontraba 150 metros más lejos. Allí había un tipo de zona industrial. Durante las excavaciones se vio que había un barrio de herreros y un barrio de ceramistas, es decir que estaban organizados cómo si fueran gremios medievales, según las actividades laborales que hacían.

¿Cuándo llegan los romanos?

Todo este poblado ibérico continúa hasta el siglo I antes de Cristo, que es cuando Adarró empieza a tener una ocupación romana y el poblado ibérico se abandona. Los romanos construyen encima de una parte del que había sido el poblado antiguo. Empiezan a construir lo que se llama una villa romana, que es un tipo de masía, para entendernos. En ella hay hornos para hacer ánforas y envasar el vino que producían por esta zona, hay almacenes, prensas… toda una instalación industrial o preindustrial. Las villas romanas eran básicamente centros de explotación vitivinícolas. Y como que este negocio funciona muy bien, al cabo de un tiempo el propietario podía acceder a una serie de bienes y de herramientas de construcción y de espacios que no estaban al alcance de todo el mundo. Esto se puede ver en una parte que se restauró en 2017. Ya cuando se hizo la vía del tren en 1880 aparecieron columnas, capiteles, fragmentos de mosaicos… toda una serie de elementos que indican que había un espacio con cierto lujo. Es una villa de algún señor que debía de tener una primera residencia en Tarragona o en Barcelona. Seguramente tenía un “masover” o algún encargado que le explotaba el terreno, la viña, el olivo, los cereales… y él venía de vez en cuando a recoger los beneficios.

Los niños pueden disfrutar de la visita ensuciándose las manos en un taller de construcción tradicional y una actividad de introducción a la arqueología.

Actividad familiar en vilanova i la geltrú

Construyendo como los íberos de Adarró

Ahora ofrecéis talleres familiares pensados para los niños y niñas. ¿En qué consiste la actividad de construcción?

Se llama “Construimos como los íberos de Adarró”. Consiste en hacer muros de “tovot”, mezclando arcilla con paja y agua. Los niños se ensucian que no veas, pero se lo pasan muy bien. Construyen un poco como lo hacían los íberos. Meten esta arcilla con agua y paja dentro de unos moldes y hacen un tipo de baldosas o ladrillos de arcilla que con dos tres días de sol se seca y se endurece. Este era el material y la manera de hacer de los íberos de aquí en Adarró. Hoy cuando haces la visita lo que ves son los restos de las casas. Hay una calle donde las casas estaban hechas una parte de piedra, que es la que se ha conservado, y el resto, es decir las paredes, el techo y hasta una primera planta estaban hechos de arcilla, de “tovot”. Todo esto no se ha conservado, y lo que vemos es como el esqueleto, como la cimentación de las casas. Llegan hasta un metro veinte como máximo, pero serían mucho más altas.

Hagamos de arqueólogos por un día

¿Y el taller “Arqueólogo por un día”?

Tenemos un “sorral”. Es decir, un rectángulo donde hemos puesto arena especial y una cuadrícula. Y hemos enterrado allí una serie de réplicas. Explicamos a los niños un poco el método ecológico, para que no se limiten a hacer agujeros, sino que vayan bajando a poquito a poquito… Y a partir de los objetos que encuentran y según la forma que tienen comentamos cuál podría ser su función y hablamos de la vida cotidiana en la antigüedad. También les explicamos qué tipo de piezas encontramos en las excavaciones y de donde provienen: Ibiza, Cartago, Grecia, Roma… Hay que destacar que estos talleres se efectúan gracias a la colaboración desinteresada de Josep Carbonell Vidallet, jubilado y estudiante de Humanidades de la UNED que derrocha una gran pasión y empatía con los niños y no tan niños.

Si te está gustando el post, compártelo en tus redes sociales!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram

Objetos de origen griego, ibicencos, cartaginés…

¿En qué podríamos decir que se diferencia Adarró de otros yacimientos del Garraf o de Catalunya?

Es un lugar que tiene una continuidad de uso, es decir, está ocupado desde el siglo V antes de Cristo, en época ibérica, hasta el siglo VI después de Cristo. Es decir, durante más de mil años vivió gente allí. Otro aspecto interesante es el comercio. En las excavaciones han ido saliendo objetos de producción propia de Adarró, como cerámicas, vasos, joyas, cazuelas, ánforas, jarras… Y también objetos que vienen de otros lugares del Mediterráneo: Griegos, ibicencos, cartagineses, italianos, del sur de Francia y otras zonas de la península Ibérica, de la Bética y Andalucía, sobre todo.

¿Cómo identificamos el origen de cada objeto?

La cerámica es un invento fantástico que parece que esté hecho por los arqueólogos, porque desde el neolítico ha ido cambiando de técnicas de elaboración, y también tiene una vertiente iconográfica y decorativa. Es un objeto cotidiano que llega prácticamente hasta hoy en día y ha seguido modas a lo largo del tiempo. Por ejemplo, en época griega estaban sobre todo barnizadas de color negro, con unas figuras espectaculares y una calidad brutal. Todo esto está muy bien estudiado en Grecia y en otros yacimientos de países europeos, y se puede precisar mucho si una pieza es de la primera mitad del IV o de la segunda mitad del III, porque seguían unas modas y unos temas muy concretos. Después, en época romana, la cerámica pasa de los colores negruzcos a un tipo rojizo anaranjado de color chocolate que se llaman “sigil·lades” porque a veces llevaban un sello de alfarero. Tienen mucha menos calidad que las piezas griegas, que son increíbles, pero tenían mucha más difusión, porque los romanos lo hacían todo en plan industrial. En determinadas épocas se ponía de moda decorar con conejos o con gladiadores o con escenas eróticas… Y estos lapsus de tiempos están muy bien precisados, con márgenes de veinte años.

El misterio Estefanos

¿Hay alguna pieza que sea especialmente emblemática de las que se han encontrado en Adarró?

Aquí se ha descubierto de todo. De restos ibéricos se ha descubierto un altar pequeño donde hacían la cremación ritual de perfumes. De época romana se ha descubierto por ejemplo un fragmento de reloj de sol, y hace unos años, en 2018, encontramos lo que se llama una ofrenda de fundación. Los romanos, igual que otras muchas culturas de la antigüedad, cuando hacían una obra nueva o una reforma de una casa importante, hacían una ofrenda. Enterraban una jarra de cerámica muy sencilla con un huevo de gallina adentro. Porque el huevo de gallina era un símbolo, un elemento relacionado con la fertilidad. Y en este entierro hacían un ritual con que pedían ayuda a los dioses y los antepasados para que aquella casa funcionara bien: Que las tierras fueran fértiles y tuvieran una buena producción, que las mujeres de la familia también fueran fértiles… La particularidad de esta jarra que descubrimos en 2018 es que salió prácticamente entera, excepto por un golpecito, y había más de medio huevo conservado. Pero lo más interesante es que, al limpiar la parte exterior, salió un grafito en griego con el nombre de una persona: Estefanos.

¿Por qué está en griego y no en latín? 

En época romana la gente que tenía mucho dinero ponía a sus hijos profesores de origen griego. Cuando Roma conquista Grecia a mediados del siglo II antes de Cristo, llegaron a Roma muchos esclavos cultos, y muchas familias los pusieron a cargo de sus hijos. Les enseñaban matemáticas, literatura, filosofía y griego.

¿Quién podría ser este Estefanos? 

Nosotros tenemos dos hipótesis. Una, que fue el propietario o el hijo del propietario de la villa romana. Hay una segunda hipótesis que es más romántica pero poco probable, que es que fuera un esclavo de confianza, un profesor. Y que, al acabar de hacer el ritual de aquella ofrenda, la familia le pidiera a este señor que acabara de enterrar la pieza. Y Estefanos, con una espátula, habría escrito su nombre antes de enterrarla. Esta hipótesis es más romántica, pero es menos posible.

El topónimo Darró o Adarró proviene de la lengua indoeuropea y hace referencia a dos accidentes geográficos: el “pequeño cerro” de Sant Gervasi, y “el agua en movimiento” de los humedales que había antiguamente en la zona.

Uno de los yacimientos más excavados de Catalunya

¿Dónde se exhiben las piezas encontradas en Adarró?

Hay una parte que está en el Museo Víctor Balaguer de Vilanova i la Geltrú, que es básicamente una pinacoteca pero, también alberga una miscelánea de colecciones de todo signo de China, India, Filipinas, América Central, Egipto… Y entre estas colecciones hay una vitrina con piezas de Adarró.

¿Existen planes de seguir con las excavaciones en Adarró?

Junto con Ampurias, Ullastret y Olèrdola, Adarró es uno de los yacimientos catalanes que se lleva excavando de forma continuada durante más tiempo. Desde que se descubrió a finales de los setenta prácticamente se ha excavado ininterrumpidamente. La última campaña fue un campo de trabajo en 2019. En 2020 y 2021 quedó cortado por el COVID-19. Y este año supongo que sí que podemos volver a poner en marcha las excavaciones.

Actividad con niños en vilanova i la geltrú

Datos prácticos

El poblado ibérico y la villa romana de Darró o Adarró, se extiende por el final del paseo marítimo de Ribes Roges, a ambos lados de la vía del tren, y por el cerro de Sant Gervasi.

Actualmente, es visitable una parte de los restos ibéricos situados al pie del cerro. Corresponden básicamente a un barrio artesanal que tuvo la actividad más grande los siglos II y I aC. Hay una calle principal con aceras de piedra y porches. En ambos lados hay una serie de edificios donde la planta baja estaba dedicada a la actividad artesana y en el primer piso se situaban las viviendas. 

En la finca contigua se puede visitar también la parte urbana de la villa romana establecida a comienzo del siglo II dC.

Además, el conjunto arqueológico organiza una serie de actividades extraordinarias como recreaciones históricas (Noche de los Museos, fin de semana Ibérico o Jornadas Europeas del Patrimonio), visitas escolares y otros colectivos, visitas al Xalet del Nin… Todas estas iniciativas promovidas por la Diputación de Barcelona y el Ayuntamiento de Vilanova son gratuitas.

¡Gracias para leer, compartir en tus redes sociales y comentar!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email
Laura Rangel
Periodista

Ventajas de elegir Vilanova i la Geltrú como destino de turismo MICE

Por sus infraestructuras, el clima suave, las largas playas, la gran oferta cultural y de ocio, su ubicación a media hora tanto de Barcelona como de Tarragona, y cerca de múltiples atracciones turísticas de primer nivel…Vilanova i la Geltrú es un destino ideal para el turismo MICE.

En este artículo te detallamos la oferta de espacios de la ciudad y te explicamos por qué Vilanova i la Geltrú es la ubicación ideal para organizar tu evento, ya sea de temática profesional, deportiva, lúdica…

A media hora del Aeropuerto de Barcelona

Turismo Mice en Vilanova i la Geltrú

La ubicación estratégica de Vilanova i la Geltrú es uno de los principales activos de la capital del Garraf como destino de turismo MICE. A media hora tanto de Barcelona como de Tarragona, Vilanova i la Geltrú cuenta con una amplia red de comunicaciones y es fácilmente accesible en coche privado, tren, bus e incluso por mar.

Desde el aeropuerto de Barcelona se llega en tan solo 35 minutos. Desde la estación de AVE de Barcelona-Sants, en 45 minutos, y desde la de Camp de Tarragona en 50 minutos.

Una ciudad abierta al mar

Vilanova i la Geltrú es el Mediterráneo en su máxima expresión. Su carácter es el de una ciudad marinera histórica, que hoy tiene uno de los puertos pesqueros más importantes de Cataluña. Y esto se nota en la deliciosa oferta gastronómica local de proximidad, con productos estrella como la gamba de Vilanova y platos como el xató o el bull de tonyina.

Para los visitantes, uno de los puntos fuertes de Vilanova i la Geltrú es la combinación entre un clima suave durante todo el año y más seis kilómetros de playas de gran amplitud, con arena fina y dorada, y aguas tranquilas y poco profundas. La ciudad pertenece a la demarcación turística Costa Barcelona, y puede presumir de ser un paraíso lejos de la masificación turística de otras localidades del litoral.

Además del puerto pesquero, Vilanova cuenta también con un importante puerto deportivo y una marina especializada en barcos de gran eslora.

Un entorno lleno de posibilidades para todo tipo de eventos

Si miramos tierra adentro, Vilanova i la Geltrú está rodeada de un entorno natural privilegiado. En él encontramos los parques naturales de El Garraf, Olèrdola y El Foix, y los viñedos de la D.O. Penedès. Las actividades turismo activo y sostenible, entre otras, son infinitas.

Un poco más allá, en un diámetro de pocos kilómetros alrededor de la ciudad, encontramos atractivos turísticos de todo tipo: localidades con encanto como Sitges, el macizo de Montserrat, los monasterios del Císter, el parque temático Port Aventura…Una gran riqueza patrimonial, paisajística y de ocio.

Un gran patrimonio cultural y festivo

En el trazado urbano de Vilanova i la Geltrú encontramos una de las ramblas más largas de Catalunya. La ciudad atesora un gran patrimonio arquitectónico en forma de monumentos, edificios, palacios, iglesias, plazas llenas de historia, e incluso el castillo de La Geltrú, que ofrece su singular patio para albergar eventos de todo tipo.

Hasta siete museos conforman una sobresaliente oferta cultural. Algunos de ellos están disponibles como sede para la organización de tu evento, como el Museo del Ferrocarril de Catalunya, el Museo Romántico Can Papiol o la Biblioteca Museo Víctor Balaguer.

Existe una gran oferta cultural y de ocio, con un patrimonio festivo encabezado por uno de los mayores carnavales de Catalunya.

Equipamientos para MICe en Vilaniova i la Geltrú

Espacios MICE

Vilanova i la Geltrú cuenta con una amplia y variada oferta de espacios disponibles para la celebración de todo tipo de evento MICE. Estos son algunos de los espacios más importantes:

Museo del Ferrocarril de Catalunya

Alberga una de las mejores colecciones de locomotoras de vapor en Europa, con más de cincuenta vehículos ferrroviarios. Ofrece diversos espacios para la organización de eventos, tanto interiores como al aire libre.

Neàpolis

Este Espacio de la Tecnología y las Ideas es un punto de encuentro para empresas, profesionales y emprendedores. En él se concentran actividades de innovación, divulgación tecnológica, congresos científicos…Dispone de un auditorio con capacidad para 200 personas y otros espacios interiores y al aire libre.

Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de Vilanova i la Geltrú

Es el referente universitario de El Garraf. En él se imparten diversos grados en Ingeniería, en Ciencias y Tecnologías del Mar y másters. Dispone de aulas, salas de estudio, salas de reuniones, y un gran salón de actos con capacidad para hasta 190 personas.

Museo Romántico Can Papiol

Esta casa-museo se ubica en pleno centro de Vilanova i la Geltrú, y evoca en sus estancias la vida cotidiana de una familia acomodada del siglo XIX. Su espacio más emblemático para la celebración de eventos es el gran jardín romántico. Además, en la cuarta planta existen tres salas diáfanas que ofrecen buenas posibilidades.

Castell de La Geltrú

En el centro histórico de La Geltrú se alza este castillo construido sobre la base de una antigua fortaleza medieval. En la actualidad es sede del Archivo Histórico Comarcal, y ofrece un marco muy especial para la celebración de eventos de pequeño formato en su patio de piedra. Tiene capacidad para hasta 100 personas.

Biblioteca Museu Víctor Balaguer

Se ubica junto a un gran jardín decimonónico, y fue uno de los primeros edificios en Catalunya construidos ex profeso para ser utilizados como museo. Es posible organizar eventos en la biblioteca, la casa noble y los jardines.

Masia d’en Cabanyes

Esta masía de estilo neoclásico fue declarada en 2014 Bien Cultural de Interés Nacional por la Generalitat de Catalunya. En ella vivió el poeta romántico Manuel de Cabanyes, y actualmente acoge el Centro de Investigación del Romanticismo. Se alquilan diversos espacios para la celebración de eventos privados, sociales y empresariales: La sala de las Bóvedas, la sala Alexandre de Cabanyes, la galería porticada, y los jardines.

Auditorio Eduard Toldrà

Un moderno auditorio (construido en 2011) totalmente preparado para la realización de espectáculos, conferencias, congresos. Dispone de una sala para el servicio de catering y dos salas de 409 y 150 butacas.

La Daurada

Un multiespacio polivalente, mediterráneo, y completamente encima del mar, capaz de adaptarse a todas las necesidades. Un espacio para eventos de gran formato, único en Catalunya, que cuenta con sala de conciertos, restaurantes, terrazas, discoteca y cala privada. Dispone de aparcamiento privado.

Teatre Principal

Fue construido en 1835 siguiendo el estilo italiano de la época, y hoy es el principal teatro de la ciudad. Tiene capacidad para más de 300 personas.

Otros espacios destacados son el Club Náutico Vilanova y el Xalet del Nin, entre otros muchos.

Otros equipamientos

A todos estos equipamientos hay que sumar múltiples instalaciones deportivas de todo tipo, que abarcan desde el skate hasta el atletismo, la natación, el pádel, el baloncesto, el balonmano, el patinaje artístico…

En definitiva, Vilanova i la Geltrú es una destino de turismo MICE de calidad que, gracias a toda su oferta complementaria (turística, gastronómica y de compras,) ofrece muchas posibilidades para la organización de tu próximo evento.

Gracias para leer, compartir en tus redes sociales y comentar!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email
Laura Rangel
Periodista

Rutas urbanas por Vilanova i la Geltrú

La ruta de los indianos: paseo por La Habana Chica

El fenómeno de los indianos estuvo extendido por muchas poblaciones del litoral catalán, y en Vilanova i la Geltrú fue especialmente intenso. La ciudad tuvo el índice más alto de emigrantes a América, y algunos de ellos regresaron para dejar una gran riqueza patrimonial y cultural.

Desde finales del siglo XVIII y durante todo el siglo XIX, la ciudad vivió una auténtica fiebre americana. El sueño de forjar una fortuna llevó a muchos jóvenes a cruzar el océano para probar suerte en las colonias, sobre todo en Cuba. De ahí viene el nombre popular con el que sería conocida Vilanova i la Geltrú en aquellos años: La Habana Chica.

La aventura americana empezaba con pocos recursos y muchas ilusiones, pero algunos de aquellos vilanovins lograron hacer fortuna y acabaron volviendo al cabo de veinte o treinta años. Así nació el mito de las fortunas americanas y los tíos ricos en América.

Una vez de vuelta, aquí fueron conocidos como indianos o americanos, y eran fácilmente reconocibles por su indumentaria de trajes de lino y sombreros de ala ancha. Aquellos exitosos emigrantes retornados dejaron una huella indeleble en la ciudad de finales del siglo XIX y principios del XX. A día de hoy, el centro de la Vilanova actual todavía está lleno de edificios y monumentos que dan fe de la historia de los indianos.

Muchos inyectaron gran parte de su capital en la industria y las infraestructuras, también fueron grandes filántropos impulsores de obras de caridad y sociales, y algunos incluso se convirtieron en mecenas de artistas. Otros directamente inspiraron personajes de ficción, como Francesc Gumà i Ferran, en quien se basó Narcís Oller para escribir La Febre de l’Or.

 

Por todo ello, en una ruta urbana hoy sigue siendo muy visible la herencia indiana de Vilanova i la Geltrú: edificios públicos y privados de arquitectura colonial, el urbanismos de los parques, la plaza mayor porticada, la larguísima rambla, la red ferrofiaria, los nombres de plazas y calles…

En la Rambla de la Pau abundan las casas indianas, entre las que destacan Can Pahissa, Casa Cabanyes o el Foment Vilanoví.

En el centro de la Plaza de la Vila encontramos la estatua a su promotor, Josep Tomàs Ventosa i Soler. Curiosamente, el monumento tiene una réplica en la ciudad cubana de Matanzas, donde este hijo de Vilanova i la Geltrú se enriqueció y llegó a ser alcalde.

En el siglo XIX el hogar de descanso eterno era tan o más importante que la casa que se ocupaba en vida. No es de extrañar que Vilanova i la Geltrú tenga uno de los cementerios indianos más destacados de Catalunya, con suntuosas tumbas y panteones de los vilanovins que se hicieron millonarios allende los mares. En él reposan los restos, entre otros, del escritor y político Víctor Balaguer, el literato Manuel de Cabanyes, el pintor Joaquim Mir o el político y empresario Francesc Gumá

¡Conoce ahora la Vilanova indiana con una ruta a pie!

Las habaneras son la expresión musical del sentimiento de añoranza de los indianos por todo lo que ha vivido y dejado en las Antillas.

La Vilanova marinera: piratas y naufragios

Vilanova i la Geltrú es una ciudad marinera y abierta al mar. Su puerto es uno de los más importantes de Cataluña, y un itinerario por su fachada marítima y las singulares casas de pescadores es clave para entender la ciudad de hoy.

El barrio marinero de Vilanova ha sido el escenario de algunos de los momentos más emocionantes de la historia de la ciudad, como los combates contra piratas y secuestradores terribles.

También ha sobrevivido a desastres como el Año de los Ahogados. Corría 1886 cuando una tempestad catastrófica hundió la mitad de las 20 parejas de barcas de arrastre que entonces faenaban en Vilanova i la Geltrú. Doce pescadores pudieron ser rescatados, pero 21 perdieron la vida, y el recuerdo de la tragedia ha pasado de padres a hijos entre las familias del barrio.

Un buen momento para disfrutar de la Vilanova marinera es durante la Semana del Mar, que se celebra en la última semana de junio. A lo largo de siete días, se celebran todo tipo de actividades relacionadas con el mar: exposiciones, talleres, conciertos, bailes y cocina marinera, como el tradicional concurso de “all cremat” (ajo quemado) con fogones de carbón.

La Semana del Mar culmina el día 29 de junio con la festividad de Sant Pere, cuando las embarcaciones pesqueras se engalanan para procesionar por el litoral de Vilanova.

Si queréis conocer la Vilanova marinera en cualquier momento del año, os proponemos un itinerario urbano por los lugares más emblemáticos del barrio marinero, el puerto y las antiguas casas de pescadores. La ruta urbana finalizará disfrutando de una copa de cava y de las vistas desde lo alto de la Torre Blava, una antigua torre de defensa de estructura circular que fue construida en el siglo XIX para proteger el barrio de mar de posibles ataques de tropas carlistas o de bandoleros. Hoy alberga una intervención artística de Josep Guinovart (1927-2007) que convirtió el espacio en un homenaje al mar Mediterráneo y sus gentes. 

Otro hito marinero que no podéis perderos es el Espai Far, que está ubicado en el antiguo faro de Sant Cristòfol y alberga el Museo del Mar de Vilanova y la Geltrú, el centenario bote de salvamento de náufragos Víctor Rojas y el Museo de Curiosidades Marineras Roig Toqués.

La Geltrú es una villa con más de mil años de historia, más antigua que la propia Vilanova.

La Geltrú milenaria

La Geltrú no es solo el apellido de Vilanova, ni un barrio más de la ciudad. Es una población con más de mil años de historia.

Antes de que existiera Vilanova, La Geltrú era una villa con su propia muralla y su castillo, habitado por un señor feudal que la leyenda dice que ejercía el derecho de pernada entre las jóvenes que iban a contraer matrimonio. Este abuso animó a las parejas a buscar asilo en las afueras de la vecina localidad de Cubelles, creando así un nuevo núcleo urbano que acabaría dando nacimiento a Vilanova.

Hoy, La Geltrú conserva un bonito casco histórico en el que destacan la plaza de la vila, sus callejuelas, la plaza Miró Montgrós y sí, el castillo de la Geltrú. Este hermoso edificio medieval fue construido entre los siglos XII y XV, y las sucesivas reformas le han dado un aspecto de casa señorial. En la actualidad alberga el Archivo Histórico Comarcal, Ironías de la historia, en su precioso patio interior se celebran actualmente matrimonios civiles.

En los alrededores del castillo, la calle de Arengaders recorre lo que antiguamente era la ronda de la muralla.

En La Geltrú encontramos el primer edificio de la ciudad, la primera calle, la primera iglesia, la historia de la familia que dio nombre a la población. ¿Quieres descubrir cuándo se unieron Vilanova i la Geltrú? ¿Si era peligroso vivir aquí? Te lo contamos en la ruta urbana La Geltrú milenaria.

¡Gracias para leer, compartir en tus redes sociales y comentar!

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email
Laura Rangel
Periodista
Siete museos de Vilanova i la Geltrú

Vilanova i la Geltrú: la ciudad de los siete museos

Vilanova i la Geltrú esconde una completa y poco conocida oferta cultural en la que brillan con luz propia nada menos que siete museos de primer nivel llenos de curiosidades.

Las opciones son variadísimas, para todos los gustos y edades: pasear por ruinas íberas, subir a una locomotora del siglo XIX, disfrutar de pinturas de la colección del Museo del Prado…

Biblioteca Museo Víctor Balaguer: un museo imprescindible

Estamos ante uno de los museos más antiguos de Cataluña, y uno de los primeros que fueron construidos expresamente con una finalidad museística. No en vano fue declarado en 2019 Museo de Interés Nacional por la Generalitat de Catalunya. 

La Biblioteca Museo Víctor Balaguer fue fundada en 1884 por el escritor y político Víctor Balaguer, y alberga una de las bibliotecas más importantes del siglo XIX en Cataluña. Atención, porque ¡los seguidores de Harry Potter aseguran que se parece mucho a la bibliioteca de Hogwarts!

El museo es imprescindible y abarca desde los pintores catalanes de los siglos XIX y XX, hasta un depósito de pintura del Museo del Prado, pasando por obras de arte del antiguo Egipto y el mundo oriental. Algunos nombres propios destacados cuyas obras cuelgan de las paredes del Museo son los de El Greco, Rubens, Santiago Rusiñol, Ramon Casas o Joaquín Sorolla.

No puedes perderte: La pieza más destacada de la colección egipcia es la momia de Nesi, un niño o niña de cinco años que vivió hace más de 2.000 años. Su cartonaje muestra representaciones policromadas de los dioses Nut y Anubis.

Con niños: Además de la momia Nesi, seguro que les llamará poderosamente la atención la armadura de samurái. Es una pieza del siglo XIX de estilo domaru, utilizada sobre todo por los guerreros de infantería. Lo más espectacular es la máscara, que se utilizaba tanto para proteger el rostro del samurái como para asustar a sus enemigos.

Espai Far: la Vilanova más marinera

IG: gloria_bye

Este no es un museo de obras de arte, sino uno en el que emocionarse con las historias de la gente de mar, descubrir curiosidades marineras, recuperar antiguas imágenes de la playa vilanovina, e incluso recordar a la entrañable carpa Juanita.

Ubicado en el antiguo faro de Sant Cristòfol, el Espai Far está formado por tres espacios de exposición permanente: el Museo del Mar de Vilanova y la Geltrú, el espacio Víctor Rojas y el Museo de Curiosidades Marineras Roig Toqués.

Además de las exposiciones, otro de los highlights del Espai Far es disfrutar de las vistas del Mar Mediterráneo desde sus jardines.

No puedes perderte: El centenario bote de salvamento de náufragos Víctor Rojas fue una maravilla técnica de su época. Diseñado para navegar en situaciones extremas, es una embarcación auto-enderezable e insumergible que podía navegar tanto a remo como a vela. Alrededor del casco, la guirnalda es el cabo al que se agarraban los náufragos. Prestó servicio en Vilanova hasta 1950.

Con niños: Tal vez la viste en persona cuando eras pequeño. La carpa Juanita era un pequeño pez vilanoví que alcanzó la fama internacional por su habilidad para beber en porrón y comer de una cucharilla. Hoy, el Museo de Curiosidades Marineras Roig Toqués rinde homenaje a la carpa Juanita a través de un audiovisual y documentos de la época.

Sin salir de Vilanova i la Geltrú puedes ver grabados de Goya, una momia egipcia, armaduras de samurái, un cuadro de El Greco…

Museo del Ferrocarril de Cataluña: pasajeros al tren

Museo del Ferrocarril
IG: beaixavi8587

El Museo del Ferrocarril de Cataluña se ubica en las instalaciones originales del depósito de locomotoras de vapor de Vilanova y la Geltrú, unas edificaciones ferroviarias a caballo entre el siglo XIX y principios del siglo XX en las que llegaron a trabajar hasta 900 personas.

Hoy, una colección de máquinas y vagones de tren en los que podréis subir libremente recuerda la historia del ferrocarril.

No puedes perderte: La Mataró es la réplica exacta de la primera locomotora que circuló por la península ibérica, la que inauguró el recorrido Barcelona-Mataró en 1848. La Mataró se pone en marcha y escupe vapor a tutiplén cada primer domingo de mes.

Con niños: Todo el Museo del Ferrocarril es un paraíso para cualquier peque entusiasta de los trenes. Además, los fines de semana se celebran cuentacuentos de temática ferroviaria.

Museo Romántico Can Papiol: un viaje al siglo XIX

En pleno centro histórico de Vilanova, Can Papiol es una casa-museo que evoca la vida cotidiana de una familia acomodada del siglo XIX a través del ambiente de sus estancias, decoradas con mobiliario y ornamentos de la época.

Tras una austera fachada neoclásica se ocultan opulentos salones decorados con todo lujo, entre los que destacan la sala de música, la de billar, el gran salón de baile, los dormitorios y la capilla. La visita recorre también los espacios propios del servicio, como la cocina, la despensa o la bodega.

No puedes perderte: El escape room “El misterio de la biblioteca perdida”, en el que junto al gran investigador y monje capuchino Fray Josep de Baskerville deberéis resolver el misterio que se esconde tras una muerte producida en la casa de los Papiol.

Con niños: En la parte posterior de la residencia se encuentra uno de los pocos jardines que aún se conservan en el núcleo antiguo de Vilanova. Una pequeña isla de paz a cubierto de los muros donde los más pequeños pueden corretear y descubrir los antiguos carruajes de caballos y los velocípedos de grandes ruedas.

Centro de Interpretación del Romanticismo Manuel de Cabanyes

El Romanticismo fue una época de esplendor en Vilanova i la Geltrú, que tiene otro Museo dedicado a este período.

La masía donde vivió el poeta romántico Manuel de Cabanyes acoge actualmente el Centro de Interpretación del Romanticismo que lleva su nombre.

Allí puedes descubrir el legado familiar, con estancias originales del siglo XIX, objetos y decoración de época.

No puedes perderte: La masía Cabanyes alberga doce grabados de Francisco de Goya pertenecientes a la oscura serie de los Disparates. Seres monstruosos, hombres alados y situaciones grotescos protagonizan algunas de las imágenes del genial artista.

Con niños: Juegos de pistas, cuentacuentos, pícnics, talleres… el Centro de Interpretación del Romanticismo tiene un amplio programa de actividades familiares.

Torre Blava - Espai Guinovart

Esta antigua torre de defensa de estructura circular que hoy queda ubicada en el paseo marítimo fue construida el último tercio del siglo XIX como elemento defensivo para proteger el barrio de mar de posibles ataques, por mar o por tierra, de tropas carlistas o de bandoleros. En su momento llegó a haber hasta tres construcciones de este tipo, pero hoy es esta la única que se conserva. 

En 2000 se reinauguró como Torre Blava, una intervención artística de Josep Guinovart (1927-2007) que convirtió el espacio en un homenaje al mar Mediterráneo y sus gentes. 

No puedes perderte: Una escalera de caracol da acceso al terrado, desde el que puedes disfrutar de unas vistas incomparables de la fachada marítima de Vilanova i la Geltrú.

Con niños: Visitar la Torre Blava es adentrarse en una obra de arte de cuatro plantas. Los niños disfrutarán con los piratas, los naufragios y el laberinto de espejos que evoca la inmensidad del mar.

Yacimiento aqueológico de Adarró: el pasado remoto

Las ruinas del conjunto arqueológico de Adarró son el testimonio de la larga historia de Vilanova i la Geltrú. Los trabajos de excavación siguen en marcha hoy en día.

Al pie de la colina de Sant Gervasi, pueden visitarse los restos de un poblado ibérico de la etnia de los cosetanos, que estuvo ocupado entre el siglo VI y el siglo I aC. También está abierta al público una villa romana fundada hacia el 50 a.C. y abandonada en el siglo VI de nuestra era.

No puedes perderte: La calle principal, con aceras de piedra y porches a ambos lados, que formaba parte del barrio de los artesanos cosetanos. 

Con niños: En el yacimiento arqueológico organizan actividades divertidas para las familias, como talleres de construcción o de arqueología.

El Ticket Museus VNG permite visitar los siete museos de Vilanova i la Geltrú por solo 10 euros.

Ticket Museos VNG: todos los museos de Vilanova i la Geltrú en una sola entrada

La manera más fácil y barata de visitar los museos de Vilanova i la Geltrú es hacerlo con el Ticket Museos VNG, que incluye la entrada a todos ellos por un precio reducido de tan solo 10 euros.

Y no hace falta que hagas un súper maratón museístico en un día, porque el Ticket Museos VNG tiene validez durante 6 meses desde su fecha de adquisición. Un planazo para culturetas que no te puedes perder.

Gracias por leer, compartir en tus redes sociales y dejar tu comentario…

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email
Laura Rangel
Periodista
fira i historia

Fira de Novembre de Vilanova i la Geltrú: la mayor feria al aire libre de toda Cataluña

3 motivos para visitar la Fira de Novembre

  • No os váis a aburrir. Habrá conciertos de todos los estilos, una exposición de motos clásicas en los escaparates, charlas sobre autoconsumo fotovoltaico, bailes de country en línea, visitas comentadas gratuitas en los museos…
  • Un gran plan gastronómico. Además de los expositores de comida y bebida que participan en la Fira, DesTaPa Vilanova es una ruta de tapeo vinculada a puntos emblemáticos de la ciudad.
  • Las actividades infantiles. Talleres de creación de videojuegos, espectáculos de animación, subir a un globo aerostático… los peques se lo pasarán genial.

Los 30 años de la Fira de Novembre moderna

Con motivo del 30 aniversario de la reinstauración de la Fira de Novembre, la organización ha pedido la participación ciudadana y la respuesta ha sido enorme. Muchos vecinos han aportado fotografías, experiencias y recuerdos que demuestran cómo esta feria multisectorial forma parte de la memoria colectiva de la ciudad. Todo este material formará parte de las actividades que conmemorarán este año el aniversario de la recuperación del certamen.

Ya desde su cartel, la Fira de Novembre 2021 reivindica sus 30 años de historia moderna. Y es que en la próxima edición de la Fira de Novembre, que este año 2021 se celebrará los días 12, 13 y 14, tendrá un fuerte protagonismo la historia reciente del evento.

Espai30, historia viva

El Espai30, ubicado en la Plaça de les Neus, será una retrospectiva histórica que mostrará con fotografías y otros elementos cómo la Fira ha evolucionado y se ha adaptado a los tiempos, consolidándose como uno de los principales eventos del año y un gran impulso y proyección para Vilanova i la Geltrú como capital económica del sur de Barcelona.

Se llevarán a cabo acciones para hacer memoria y recuperar los referentes históricos de la Fira y cómo los vilanovins y vilanovines la han vivido a lo largo de estos años.

Habrá una exposición esférica de todos los carteles e imágenes gráficas de cada una de las ediciones de la historia moderna de la Fira de Novembre, desde su recuperación en 1991. Un curioso paseo por la historia reciente para ver cómo todos hemos cambiado en colores, imágenes, mensajes…

La exposición fotográfica Fem Memòria, Fem Fira recogerá una colección de imágenes aportadas por los vilanovins para presevar el recuerdo y la memoria histórica de la Fira de Novembre. En diferentes mosaicos expositivos se podrán encontrar momentos, lugares, eventos, stands, visitantes, invitados… Será un espacio para que la ciudadanía comparta y disfrute de imágenes y recuerdos del pasado reciente, demostrando a la vez cómo la Fira es un evento popular que viven y comparten todos los habitantes de Vilanova i la Geltrú.

Además, una gráfica cronológica ilustrada repasará los 640 años de historia de la Fira de Novembre, y también habrá un audiovisual y un escenario con música en directo.

Los orígenes de la Fira de Novembre se remontan a la Edad Media.

Una feria híbrida

Tras una edición 2020 en la que la Fira fue 100% virtual a causa de la pandemia, este 2021 el evento adopta un formato híbrido, presencial y en línea. Por un lado en las calles de Vilanova i la Geltrú y por el otro en formato telemático en www.firadenovembre.cat. Esta doble naturaleza de la Fira ha llegado para quedarse. El objetivo es que el formato digital ayude a romper fronteras y desarrollar el evento y la ciudad como referente económico de Cataluña.

Una feria creada por Pere III El Cerimoniós

Esta nueva versión dual, virtual, presencial y altamente tecnológica, es la última reinvención de un evento que tiene más de 600 años de historia. Porque los orígenes de la Fira de Novembre se remontan al siglo XIV.

El 3 de julio de 1381, el rey Pere III El Cerimoniós concede al caballero Bernat de Fortià la autorización para celebrar anualmente en la villa de Vilanova de Cubelles una feria anual de quince días de duración. Esta autorización detalla que la fecha de inicio sería el día de Todos los Santos.

En la práctica, este privilegio otorgado por Pere III el Cerimoniós a Fortià significó un cambio de estatus para lo que entonces era un pequeño pueblo de payeses, pescadores y ganaderos. Gracias a la feria, Vilanova ganó importancia respecto de los municipios de los alrededores.

En un principio la Fira tenía un carácter eminentemente agrario, con ganado y aperos de labranza y pesca. Se sabe que durante años comenzaba por Todos los Santos y acababa por San Martín (11 de noviembre), alargándose durante dos semanas. Con el tiempo se fue reduciendo y se tiene constancia que en el siglo XVII ya se concentraba en dos o tres días alrededor de San Severo (6 de noviembre).

En aquel entonces la Fira se celebraba en el centro de la Vilanova de la época. Tenía su epicentro en la Plaça Major o Plaça de Dalt y se extendía hacia las plazas de Sant Pere, de les Cols, Llarga y del Pou.

Con los siglos se fueron introduciendo en ella nuevos productos como el textil, la quincalla, los juguetes…

Hacia finales del siglo XIX, la Fira de Novembre pasó a ubicarse en la Plaça Ventosa, la antigua plaza de la Vila.

Después de unos años sin actividad ferial, en 1958 Vilanova y la Geltrú celebra su primera Feria Avícola, que tendría lugar durante años en la primera quincena del mes. De nuevo, con el paso del tiempo a la cita se añadieron los sectores del comercio, la industria, el transporte…

Por fin, en 1991 se recupera la Fira de Noviembre propiamente dicha, tal y como la conocemos hoy en día. Un evento clave para la proyección de la ciudad que en los últimos años ha ido incorporando espacios y adecuándose a una realidad cambiante, con ámbitos dedicados a la innovación y el desarrollo económico.

Este año cumple 30 años de historia moderna.

Fira de Novembre 2021: tecnología e innovación

Este año la Fira da un paso más en sus transformaciones y adaptaciones a la realidad social y económica de Vilanova i la Geltrú. Lo hace con una decidida apuesta por la especialización en los ámbitos de la innovación y la tecnología.

El nuevo modelo de la Fira de Novembre reúne cuatro ferias en una: el evento tradicional, con los expositores; el evento social, con las actividades paralelas y las exposiciones; el modelo estratégico, centrado en la tecnología, y por último el ámbito virtual.

Debido al protocolo COVID-19, este año todavía se mantiene una ocupación reducida de la vía pública, centrada en la Plaça de les Neus y la Plaça de la Vila y arterias como la Rambla Principal, la Rambla de la Pau y la Avinguda de Francesc Macià.

La Plaça de les Neus acogerá el Espai30, mientras que la Plaça de la Vila se centrará en las empresas de tecnología, innovación, investigación y conocimiento no solo de Vilanova i la Geltrú sino de toda Catalunya. Bajo el nombre de VNG Innova habrá tres grandes esferas dedicadas a tres ámbitos: la creatividad, la salud y la sostenibilidad. En ellas se podrán ver proyectos de ropa deportiva fabricada con plástico reciclado, realidad virtual, robots de ayuda a las personas… Las ponencias y conferencias podrán verse en persona o en directo a través del Canal VNG Innova.

El espacio virtual ya está disponible en la página web https://firadenovembre.cat, con un escaparate online de las aproximadamente 270 empresas participantes. Las actividades que se vayan desarrollando a lo largo del evento tendrán formato presencial y telemático.

Además, coincidiendo con la Fira de Novembre se celebra también el 2º Congreso de Innovación de Empresa y Startups, que reunirá a 200 emprendedores, autónomos, directivos y empresarios, la ruta de tapeo DesTapa Vilanova, la campaña de ofertas y descuentos Comerços Oberts y un encuentro de coches clásicos en la Plaça del Port.

Hay cientos de motivos para venir a la Fira de Novembre de Vilanova i la Geltrú. ¡Te esperamos!

Gràcies per llegir, compartir i comentar…

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email
Laura Rangel
Periodista

Una jornada gastronómica en Vilanova i la Geltrú

Vilanova i la Geltrú siempre ha sido conocida por el buen comer, y especialidades locales como la xatonada tienen un rincón en el corazoncito de cualquier foodie que se precie. Pero es que en los últimos años la ciudad se está llenando de propuestas gastronómicas que justifican por sí solas una escapada a la capital del Garraf.

Si tú también eres de morro fino, hoy te hacemos cuatro propuestas para una jornada completa disfrutando a tope de la buena mesa. Garantizamos que se te escapará la lagrimita.

Empezamos fuertes. El desayuno es la comida más importante del día, así que nada mejor que comenzar la jornada con un desayuno de tenedor con aires marineros.

En el Passeig Marítim de Vilanova i la Geltrú, frente al mismo puerto deportivo, El Cafè del Mar os propone una cocina de mercado, con productos de proximidad y frescos del día. El pescado acaba de llegar de la Lonja de Vilanova, y eso se nota. Este es quizás el puerto con el pescado y el marisco más fresco de toda Catalunya. Del mar a la mesa en pocas horas, sin apenas intermediarios.

Por solo 7 euros, el desayuno de tenedor es impresionante: calamarcitos de playa a la plancha, salpicón de marisco, sepia a la bruta, butifarra fresca con alubias, cazoleta de chipirones, esqueixada de bacalao, huevos estrellados con jamón, cazoleta de callos, gambitas al ajillo, tortilla al plato y sardinas a la plancha (según mercado). Todo ello acompañado de pan de coca con tomate y caña de cerveza, copa de vino, refresco o agua.

El Cafè del Mar se encuentra en el antiguo Pòsit o Cofradia de Pescadores de Vilanova, un edificio construido en 1925 con el estilo de arquitectura noucentista de la época, que está cargado de historia y ha sido declarado bien cultural de interés local. Si llegáis en tren, es un breve paseo desde la estación del ferrocarril.

Los amaneceres desde su amplia terraza son espectaculares. El desayuno de tenedor en el Cafè del Mar es una manera perfecta de empezar el día con energía para seguir dando una vuelta por el frente marítimo de Vilanova y disfrutar de una visita al cercano Espai Far, un curioso museo marinero situado en el faro de la ciudad.

¡Reserva ya tu desayuno de tenedor en el Cafè del Mar de Vilanova i la Geltrú con confirmación inmediata!

Tas de Vins a Vilanova i la Geltrú

Ahora es difícil imaginárselo, pero hace miles de años el macizo del Garraf estaba sumergido en el fondo del mar. De aquel tiempo ahora nos queda un suelo de rocas calcáreas con restos de corales que, ¡gracias madre naturaleza!, resulta ideal para el cultivo de los viñedos. La brisa marina añade otro toque que marca la personalidad de los vinos del Garraf. En algunas viñas es posible incluso notar el ligero toque salado que deja en las uvas.

Pero todo esto la mejor manera de comprobarlo y disfrutarlo es con la práctica. Eso tú ya lo sabes. En la tienda 12 DOs de Vilanova i la Geltrú, muy cerca del Museo Romántico Can Papiol, os lo explicarán mejor que en ningún otro sitio, con una cata exclusiva de tres vinos de distintas bodegas del Garraf que por 15 euros es perfecta para descubrir las uvas tradicionales de la zona y su vinculación con el territorio.

Los vinos del Garraf tienen una expresión muy fresca, y son especialmente adecuados para su crianza. Así que esta es una propuesta ideal para hacer boca y abrir el apetito a la hora del vermut del sábado. ¿Te vienes de cata?

Si visitas Vilanova i la Geltrú entre semana, tienes que probar el menú de mediodía de 1918 Cuina de Mar.

En el número 56 del Passeig Marítim, el 1918 es especialista en la cocina más marinera, catalana y vilanovina”, pero con un toque de modernidad. Su filosofía se basa en el producto de proximidad, priorizando siempre la temporada y la calidad. Por este motivo su menú de mediodía cambia semanalmente y a menudo incluye sugerencias especiales del chef, según cuáles sean los mejores productos del día en el mercado y la lonja. En 1918 Cuina de Mar cada día es una experiencia única.

Tanto en el gran comedor interior como en la terraza, el 1918 Cuina de Mar es un acogedor restaurante ideal para darse un pequeño lujo en los días de diario.

De martes a viernes no festivos, el menú de mediodía cuesta 25 euros e incluye primer plato, segundo plato, postre y una bebida. Entre las delicatessen que han aparecido últimamente por el menú del 1918 han triunfado los canelones de pato con foie, los fideos arroceados con boquerones de Vilanova, la ensalada de tomate y sardina ahumada, el nido de patata con gamba y romesco, el arroz con pulpitos, el salmón marinado con miel y mostaza, la deliciosa tarta Tatín de Sóller… Vale, ya paramos.

¿Se te ha hecho la boca agua? Ya tardas en reservar el menú de mediodía de 1918 Cuina de Mar, en Vilanova i la Geltrú.

En el mismo puerto deportivo de Vilanova, en la Escullera de Ponent, el gran y moderno restaurante El Nàutic sorprende con una informal y deliciosa propuesta de pica-pica que satisfará hasta a los paladares más finos.

Su ubicación y estilo es ideal por ejemplo si habéis pasado la tarde practicando alguno de los deportes náuticos que se ofrecen en el entorno del puerto. Seguro que os apetece acabar el día con una cena casual pero cuidada que arranca con un picoteo de jamón ibérico en forma de virutas; pan de coca untado con tomate y aceite de oliva virgen extra; huevos estrellados con patatas de Prades, trufa y foie; croquetas de carne de perol, calamares de playa rebozados, canelón de capón con bechamel de “ceps” y polvo de parmesano. Para el segundo plato y los postres podéis elegir cualquier propuesta de la carta. Todo por 36 euros, con menú infantil por 15. No suena mal, ¿verdad?

El Nàutic sirve su menú pica-pica todos los días del año: de lunes a miércoles al mediodía y de jueves a domingo en las cenas. Solo tienes que hacer tu reserva online y guardarte un hueco en la agenda.

img-pasifae-quehacer-visitvilanova

¿Estás salivando? Una escapada a Vilanova i la Geltrú es una apuesta segura para disfrutar de una experiencia gastronómica diferente. Y todo ello a solo 40 minutos del centro de Barcelona o Tarragona, justo al lado de Sitges. ¡Te esperamos con los fogones encendidos!

Gracias por leer, compartir y comentar…

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en telegram
Telegram
Compartir en email
Email
Laura Rangel
Periodista
Ir arriba

After
work

Vilanova i la Geltrú

18/11/2021
18:30 a 21:00h
× Info